Trabaja 1 de cada 6 niños en Oaxaca

ArchivoArchivo

El trabajo infantil y juvenil, lastre social

La Comisión Interinstitucional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y la Protección de Adolescentes Trabajadores en Edad Permitida en el Estado de Oaxaca (CITI), es una comisión membrete. Desde su conformación, el año pasado, no ha celebrado sesión alguna.

En contraste, 168 mil 535 personas de 5 a 17 años de edad, el 16 por ciento del total de esta población en el estado, están en situación de trabajo infantil, principalmente en ocupaciones no permitidas o de riesgo, señalaron especialistas durante el panel Trabajo Infantil en Oaxaca realizado por Word Vision, Sikanda y SESIPINNA, en el marco del 12 de junio Día Mundial Contra el Trabajo Infantil.

Al inaugurar el panel, Rosario Villalobos Rueda, Secretaria Ejecutiva del Sistema Local de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (SESIPINNA), señaló que si bien hay avances importantes en leyes a favor de la infancias, hay esfuerzos institucionales así como de la sociedad civil, “también hay que decir que los esfuerzos no han sido suficientes, hay que decir que de acuerdo con lo que nos comparte la UNICEF, México no es un país seguro para la infancia y la adolescencia”, afirmó.

Problema social sin atención

Uno de los grandes pendientes -apuntó- es la instalación de la CITI instancia que tienen como objetivos el diseñar, ejecutar y evaluar políticas, programas y acciones enfocadas a la prevención y supresión del trabajo infantil, la cual hasta el momento en Oaxaca no opera.

“El trabajo infantil es un reto a solucionar por todos los gobiernos. Constituye un problema social que se relaciona con contextos de pobreza extrema y que en el corto plazo pareciera una salida a ella, pero es lo contrario, la consolida, es una falacia que el trabajo infantil mejore la vida económica”, señaló a su vez Mario Alberto Ramos, Coordinador de Normatividad e Inspección del Trabajo, durante su participación en el panel.

La prohibición del trabajo -agregó- no es suficiente para erradicar el problema porque la mayoría lo hacen por necesidad, por ayudar a la economía familiar y satisfacer sus insumos personales. “La probación no representa una mejora para la niñez, se requiere la acción decidida de los tres órdenes de gobierno, de padres y madres de familia”, agregó.

Trabajo doméstico

Por su parte, Manuel Othón Oliver, especialista en Trabajo Infantil, enfatizó sobre una forma de trabajo poco visibilizada, es decir el trabajo doméstico en el cual se estima que hay al menos 68 mil menores de 17 años de edad.

“El trabajo doméstico se da cuando salen de la escuela, pero también en muchas ocasiones se da todo el día, con jornadas prolongadas que les impiden ir a la escuela porque tienen que cuidar a sus hermanitos, entre otras cosas”, señaló

Malcom Aquiles, especialista en Políticas Públicas del Programa Campos de Esperanza en World Vision México, agregó que actualmente cientos de menores de edad viven desamparo de atención por lo que se ven orillados a migrar y enrolarse en el trabajo en el campo.