Barman fallece en choque en el centro de Oaxaca

Triste imagen en la que la mamá llora a su hijo fallecido

El barman de un restaurante ubicado en el centro de la ciudad capital perdió la vida al chocar su motocicleta.

A las 23:30 horas, Jonahtan G.S., de 18 años de edad, se dirigía a su domicilio ubicado en la avenida Ferrocarril en la colonia Fernando Gómez Sandoval en Santa Lucía del Camino, luego de terminar su labor en un restaurante de la calle de Reforma.

En su motocicleta Italika con placas de circulación MFF7M del estado se dirigía a su domicilio, pero antes decidió pasar a cenar unos tacos en la calle Independencia y Libres.

“Pidió un taco, pero se lo comió muy rápido”, dijo un taxista que también tomaba sus alimentos.

“Muchacho, muchacho, se está quedando tu casco”, dijo una de las damas que atiende el negocio cuando Jonathan pagó y decidió retirarse.

El joven regresó por el caso y montó en su caballo de acero para continuar su trayecto sobre la calle de Independencia.

El taxista que también había terminado de cenar se fue sobre la misma avenida y unos instantes después observó que sobre el arroyo vehicular estaba la motocicleta y su conductor junto al cordón cuneta.

Paramédicos de la Cruz Roja arribaron al lugar y al valorar a Jonathan, confirmaron que ya había dejado de existir luego de chocar en contra del automóvil Nissan tipo Tsuru con placas de circulación TXE-1630 del estado de Puebla, que supuestamente estaba estacionado, pero en un lugar prohibido.

Los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones y peritos realizaron la inspección ocular en el lugar y posteriormente el cuerpo sin vida fue trasladado al anfiteatro del Instituto de Servicios Periciales.

Llama la mamá

“Mi hijo, Dios mio, mi hijo”, fue la expresión de Isabel S.G., al llegar al lugar y junto a la cinta de acordonamiento se desvaneció y quedó de rodillas frente al cuerpo de su hijo.

La dama estaba en su domicilio cuando fue informada y salió corriendo. Al llegar, observó el trágico panorama.

Sola, Isabel miraba el cuerpo, tomó los barrotes de un ventanal, pero finalmente se desvaneció y quedó de rodillas sobre la banqueta. Todos guardaron, mientras la mujer se preguntaba porqué su hijo.

Familiares de Isabel llegaron para consolarla, la levantaron y abrazaron, trasladándose después ante el agente del Ministerio Público para iniciar el trámite de identificación del cuerpo.

Los elementos de la policía vial municipal aseguraron las unidades de motor para deslindar responsabilidades.