Violencia ya quita el sueño a inversión en Oaxaca

Violencia ha tomado carta de naturalización en Oaxaca. Empresarios horrorizados

La ola de ejecuciones ocurridas en el estado de Oaxaca plantean un ambiente de incertidumbre económica entre la iniciativa privada.

Presidentes de cámaras empresariales advirtieron que la situación de inseguridad podría desalentar nuevas inversiones, alejar las que ya existen y ahuyentar al turismo.

“Vemos con preocupación esto que sucede. Nos sentimos inseguros, es un problema que, a final de cuentas, viene a repercutir en la vida económica del estado”, señaló Ernesto Gutiérrez Jiménez, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur).

De acuerdo con registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante el primer trimestre del año en Oaxaca se cometieron 287 homicidios. La violencia se recrudeció este fin de semana, únicamente el sábado se reportaron 9 ejecuciones.

Durante el fin de semana violento en el país, 14 estados concentraron 80 asesinatos, Oaxaca se estableció entre las tres entidades con mayor número de hechos sangrientos. El estado con mayor cifra delictiva fue Guanajuato con 15, posteriormente Guerrero y Oaxaca. La autoridad estatal atribuyó lo anterior a la inseguridad en el estado de Veracruz.

Manto de inseguridad

La violencia, añadió Gutiérrez Jiménez, se ha ido recrudeciendo, el riesgo -agregó- es que se extienda desde la Cuenca y el Istmo hacia la capital del estado.

“La estadística ya nos alcanzó a Oaxaca, desafortunadamente las regiones que confluyen con otros estados como la Cuenca y el Istmo, tienen vigentes algunos cárteles que no han terminado de establecer la paz en entre ellos para que no haya más homicidios”, agregó a su vez el presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Canacintra) Oaxaca, Carlos Guzmán Gardeazábal.

El empresario indicó que este tipo de hechos que – a su juicio – tienen como origen pugnas internas de los cárteles “no pueden ser evitados por la policía, lo que sí puede es evitar la policía son los robos domiciliarios, los asaltos a transeúntes, lo que normalmente hace la preventiva, que desafortunadamente, hasta donde me he podido percatar esta desarticulada y no hace equipo con la federal y municipal”, declaró.

Manifestó que el clima de inseguridad podría desalentar la llegada de inversionistas o alejar a los que se encuentran establecidos, aunque afirmó que “todavía no es tan grave la situación en nuestro Oaxaca”.