Vive Huatulco la pasión por el vino

Organizado por la cadena AM Resorts, el evento posiciona a Huatulco como un destino cultural y gastronómico

BAHÍAS DE HUATULCO, Oaxaca.- Durante cuatro días, aromas, colores, sabores y pasiones encarnadas en la cultura del vino, se conjugaron en uno de los mejores escenarios, un conocido hotel, donde se llevó a cabo la séptima edición del Festival del Vino 2019.

Organizado por la cadena AM Resorts y realizado en este lugar del 5 al 8 de junio, el Festival contó con una gran aceptación de parte de huéspedes, visitantes locales y pobladores de este destino turístico, y fue realimentado por la presencia de productores, enólogos, sommeliers, comercializadores y chefs que se encargan de crear, mezclar, promover, degustar y vender una bebida íntimamente ligada con la alimentación y cultura desde tiempos inmemoriales.

Durante dos años consecutivos, el Festival se ha dedicado a los vinos mexicanos; en esta ocasión, además de rendir tributo a los del Valle de Guadalupe, Baja California, se contó como invitados especiales a casas vinícolas de Valle de Bernal en Querétaro.

Con la participación de casas vinícolas mexicanas y comercializadores especialistas, la cadena hotelera unió a los amantes del vino y la buena gastronomía, quienes participaron de conferencias, cenas maridaje y una pasarela en el cierre del evento, que se ha convertido en uno de los diferenciadores de este destino y que cada vez atrae a una mayor cantidad de visitantes de la zona y diversas entidades de la República.

“Queremos poner en alto el nombre de Huatulco y demostrar que no solo existe como destino cuando hay temporadas altas, sino que siempre tenemos algo que ofrecer a los turistas y los locales, en este caso por medio de una opción que conjuga la gastronomía y cultura”, explicó Angélica Angón Cano, gerente de reconocidos hoteles en Huatulco.

La entrevistada consideró que a siete años de que se creara el festival, ahora muchos visitantes preguntan anticipadamente por el evento y los frutos de su éxito se muestran con una ocupación de 15 puntos por arriba de la que se presentó en esta misma temporada el año 2018, lo que deriva en una mayor derrama, número de plazas vacantes y familias que viven del turismo.

Subestimados en el mercado de consumo nacional e internacional hasta hace algunos años, los vinos mexicanos hoy cuentan con una identidad propia y ponen en alto el nombre de nuestro país en todo el mundo, donde los sabores del vino mexicano obtienen un mayor respeto y preferencia.

Los caminos que el vino mexicano ha tenido que transitar no han sido nada fáciles, sin embargo, su presencia crece por encima de prejuicios y la presencia de marcas sudamericanas y europeas de gran renombre.

“Tuvimos que vivir los años en los que no se conocía el vino mexicano. Hasta antes del año 2000 había restaurantes que decían ‘mi carta es únicamente de vinos importados’, y hoy por hoy, por el contrario, hay muchos restaurantes que solo incluyen vinos mexicanos en sus cartas. Ha sido un giro excepcional y eso nos da mucho gusto y orgullo porque contribuimos a crear esa cultura del vino mexicano”, refirió Fernando Favela Vara, socio director de la casa vinícola Chateau Camou, asentada en Ensenada, Baja California.