Matías Romero, con sequía extrema

Persiste la sequía en buena parte del Istmo de Tehuantepec

Matías Romero de Avendaño es el municipio más seco de Oaxaca y uno de los 23 del país.

El Monitor de Sequía, en su reporte de la segunda quincena de mayo, ubica a ese municipio de la región del Istmo de Tehuantepec en sequía extrema.

La falta de humedad durante el último trimestre de 2018 y una disminución en las lluvias esperadas para abril y mayo de este año lo llevaron a esa categoría.

Todavía en el reporte de la primera quincena de mayo, el Monitor de sequía ubicaba a Matías Romero en sequía extrema, junto con San Juan Guichicovi y Santa María Chimalapas, pero éstos dos municipios lograron bajar al nivel de sequía severa.

El jefe del área de meteorología del Organismo de Cuenca Pacífico Sur de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Julio Salazar Falfán, explicó que si bien en la segunda quincena de mayo se presentaron lluvias en la entidad, éstas no han mitigado la intensidad ni los efectos de la sequía.

Aumentan estragos por falta de lluvias

De la primera a la segunda quincena de mayo, en Oaxaca disminuyeron el número de municipios que presentaban un nivel de sequía severa, al pasar de 54 a 35.

El 40 por ciento de esos municipios se concentran en la Zona Norte del Istmo de Tehuantepec, como Santo Domingo Tehuantepec y Ciudad Ixtepec, en tanto el otro 60 por ciento se ubica en la Mixteca, incluyendo Huajuapan de León, la Heroica Ciudad de Tlaxiaco, Zapotitlán Lagunas, Zapotitlán Las Palmas y Santiago Juxtlahuaca.

En contraparte, el número de municipios con sequía moderada aumentaron de 92 a 191. Eso hizo que en Oaxaca incrementará en un ocho por ciento el número de municipios con algún grado de sequía.

Al corte del 15 de mayo pasado Oaxaca tenía 149 municipios que enfrentaban sequía y para el 30 de mayo ya eran 161, es decir uno de los 5 municipios que en país están en esa situación.

Llueve, pero no lo suficiente

“Aunque la intensidad en los municipios disminuyó, pero de manera generalizada continúan aumentando las zonas con sequía en el estado, porque las lluvias se han presentado, pero de manera muy puntual”, abundó Falfán.

En general, en Oaxaca hay un déficit de precipitación pluvial de entre un 15 y 20 por ciento, pero en algunos municipios del Istmo y la Mixteca es de hasta un 60 por ciento.

El promedio anual es de 950 a mil 100 mililitros de agua al año, pero “estamos entre los 500 y 700 milímetros, una cantidad bastante baja”.