Señala el Presidente que se evitó una crisis

Agencia ReformaAgencia Reforma

El Presidente Andrés Manuel López Obrador terminó su gira de trabajo por el norte del país en Los Mochis, Sinaloa.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el ambiente de crisis que ocasionó la amenaza arancelaria de Estados Unidos ya se superó, por lo que volverá la tranquilidad al país.

"Si aplicaban ese impuesto a las mercancias mexicanas iban a afectar a las empresas, a los empleo en México iba a haber incertidumbre en nuetra economía y provocarse un ambiente de crisis en nuestro País.

"Estamos terminando un recorrido por el norte del país, se está también concluyendo una semana, un poco más, 10 días, de bastante tensión porque querían imponernos un impuesto a los productos mexicanos que se venden en Estados Unidos, un impuesto del 5 por ciento", aseguró.

El Presidente mencionó que esta medida iba a entrar en vigor el lunes, pero se logró evitar, por lo que mañana volverá la confianza para que siga habiendo inversión y trabajo.

"Mañana va a ser otro día porque vuelve la confianza para que siga habiendo inversión y trabajo en nuestro país, por eso celebro estar aquí en Los Mochis, porque hay buenas noticias para México", aseguró.

Lo reciben con peticiones

Cientos de personas recibieron ayer al Presidente en el Aeropuerto de Los Mochis, a donde llegó para presentar los Programas Integrales de Bienestar.

Pescadores, obreros y amas de casa hicieron fila desde la sala de espera del aeropuerto hasta la salida, e incluso llegó una anciana en silla de ruedas a denunciar que le quitaron su pensión porque creyeron que estaba muerta.

"Le quitaron el seguro y la dieron por muerta, ahí traigo el acta de defunción que le hicieron y está viva", acusó René Sarmiento, sujetando la silla de ruedas de la señora Herminia Aragón Rábago.

Otros que traían playeras con la leyenda "Aquí no" gritaban contra una planta de amoniaco y otros más acusaban que eran obreros en huelga de hambre desde hace más de una semana.

Incluso el Gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, quien llegó a recibir al Mandatario fue abucheado.

"¡No se junte con priistas!", le gritaban a López Obrador.