Pluripartidismo, gran perdedor de 2018

Conferencia Las causas y efectos jurídicos del viraje electoral vs al pluripartidismo en México

El Comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI), Oscar Guerra Ford, comentó que el triunfo de Morena en las elecciones de 2018, demostró que los mexicanos estaban insatisfechos por el “pluripartidismo”.

En la conferencia Las causas y efectos jurídicos del viraje electoral vs al pluripartidismo en México (2018), organizado en Oaxaca por el Instituto de Acceso a la Información Pública de Oaxaca (IAIP) y la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), se recordó que Morena ganó además e la Presidencia de la República, la mayoría de escaños en la Cámara de Diputados federal, el Senado.

“La gente también se casan de que el PRI, PAN y PRD negocian, se ponen de acuerdo; lo que dice alguien lo que cambió es que de cuotas para tres, ahora cuotas para uno; el chiste es que dé resultados, los efectos están por verse”, dijo, Guerra Ford.

Aún poco tiempo

El economista planteó que tampoco se puede valorar ahora que tan bueno es que las decisiones del Presidente Andrés Manuel López Obrador transiten por el Congreso de la Unión sin contrapesos.

Destacó que, a seis meses de haber iniciado su administración, el mandatario federal no ha perdido su aprobación entre la población.

Como ejemplo, el Comisionado del INAI comentó los resultados de las elecciones celebradas el pasado domingo 2 de junio en seis estados, en las cuales Morena ganó las dos gubernaturas que están en juego, y particularmente en el Baja California el resultado fue dos a uno sobre el PAN, que históricamente había gobernado esa entidad.

No entienden nuevo lenguaje

El Profesor de la División de Estudios Profesionales y de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luis Molina Piñeiro afirmó que el nuevo Gobierno federal plantea un nuevo lenguaje, que no entienden las viejas instituciones del país.

Recordó que durante muchos años, el sistema político de México creó un lenguaje al cual se ciñeron todas las instituciones.

“El sistema jurídico lo rechaza (el nuevo lenguaje), simplemente no lo entiende, cuando se mete al sistema jurídico reacciona y reacciona clausurándose, por eso la posición crítica de juristas y politólogos; no en sí por la decisiones que toma el Presidente actual de la República, sino porque van lanzadas en un lenguaje distinto, que no tiene el código que en los últimos 40 años ha elaborado, por eso prácticamente los académicos como los políticos prácticos quedan un poco sorprendidos”, manifestó el catedrático de la UNAM.