Realizan campaña de vasectomía sin bisturí

OMSOMS

Este método de anticoncepción consiste en una pequeña operación que se realiza sin necesidad de un bisturí, con anestesia local, mediante el cual se pinzan los conductos por donde pasan los espermatozoides, sin que se requiera de la hospitalización del pa

Toda persona del sexo masculino que se considere satisfecho con la cantidad de hijos que integran su familia o simplemente no quiere tener, pueden participar en estas jornadas que se realizarán de manera gratuita

Pedro Sánchez Ayala, coordinador clínico de Educación e Investigación en Salud de la Unidad Médica Familiar (UMF) número 11 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chiapas, invitó a los derechohabientes y no derechohabientes a que acudan a las Jornadas de Vasectomía sin Bisturí que se realizarán del 3 al 14 de junio en Tapachula y en Tuxtla Gutiérrez en la UMF No. 23 del 10 al 14 de junio.

 

En entrevista, informó que toda persona del sexo masculino que se considere satisfecho con la cantidad de hijos que integran su familia o simplemente no quiere tener, pueden participar en esta jornada que se realizará de manera gratuita.


Explicó que este método de anticoncepción consiste en una pequeña operación que se realiza sin necesidad de un bisturí, con anestesia local, mediante el cual se pinzan los conductos por donde pasan los espermatozoides, sin que se requiera de la hospitalización del paciente para su recuperación.


Agregó que posterior a la cirugía ambulatoria, el hombre tendrá una vida sexual plena, previo protocolo de estudios para poder darle de alta.


Al respecto, detalló que la eficacia de la vasectomía sin bisturí se alcanza en un promedio de tres meses o después de 30 eyaculaciones, es decir, a la semana de la cirugía el hombre puede tener relaciones sexuales pero con protección (métodos anticonceptivos). Después de los tres meses o 30 eyaculaciones se le hace el estudio de espermato-conteo para identificar que ya no haya células espermáticas en el semen y automáticamente se le da de alta.


La Secretaría de Salud del estado exhorta a los interesados a acercarse a este servicio en caso de que tengan paternidad satisfecha, en un acto de responsabilidad en las decisiones reproductivas, ya que juegan un papel importante en la salud sexual de la pareja.


Amplió que la premisa de esta campaña es fomentar la planificación familiar y concientizar a la población sobre la importancia de practicarse este tipo de procedimientos e hizo extensiva la invitación a los varones, sean o no derechohabientes del IMSS, y que consideren que ya tienen definido el número de hijos que integran su familia, para que acudan a informarse y decidirse sobre este método de anticoncepción definitivo en las áreas de Planificación Familiar y Trabajo Social de las unidades médicas.


El problema es que ideológicamente todavía se continúa reproduciendo la idea y la práctica, tanto en las familias como entre el personal médico, de que el “asunto” del uso de métodos anticonceptivos es responsabilidad exclusiva de las mujeres.


Hay personas que sostienen la idea de que la vasectomía es un mecanismo de control de los hombres sobre la sexualidad de las mujeres, y aducen que sería relativamente fácil para un hombre darse cuenta si su compañera está teniendo relaciones con otros hombres.


En cuanto a las estadísticas en México, según los datos contenidos en la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2009, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Consejo Nacional de Población (Conapo), los métodos anticonceptivos definitivos representan el 53.2% de los métodos empleados (50.1% y 3.1%, OTB y vasectomía, respectivamente, reportados en mujeres de entre 15-49 años).


El 13.6% de las personas usan los métodos hormonales; el 26.1%, no hormonales; y el 7%, métodos tradicionales. Los métodos definitivos son usados en mayor proporción (más del 55%) en estados como Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Tabasco y Campeche, en comparación con el DF, región Centro Occidente y la región Centro Norte, donde el porcentaje de uso se ubica entre 37 a 43.2 por ciento.

#salud#UMF#imss