Así fue el último programa de Paco Stanley antes de ser asesinado

El 7 de junio de 1999, Francisco Jorge Stanley Albaitero, mejor conocido como Paco Stanley, finalizaba la transmisión de su programa "Una tras otra".

"¡Qué bueno que nos acompaña ¡Muchas gracias por estar con nosotros en este domingo 27 de octubre de 1914, ocho de la mañana, efectivamente estamos en todo", dijo Paco al iniciar el programa.

Ese día, Mario Bezares, conductor y compañero de Stanley, llegó al programa con el pie izquierdo lesionado y con una férula. Durante la transmisión esto no pasó inadvertido. 

"¡Mire usted lo que le pasó a Mayito, el inútil! Por patear a sus hijos", dijo Paco. Todo transcurría normal, no obstante, minutos después y de manera inesperada Paco abandonó el estudio.

"¡Pedroza, a la cabina! Ahorita regreso", gritó Stanley y se fue.

Pasaron unos minutos y volvió sin saco diciendo: "Me quité el saco, perdóneme usted, pero me lo quité porque está haciendo un calorón".

Fue entonces que momento antes de terminar el programa, Paco sólo dijo: "¡Quiero decirle una mala noticia, ¡ya nos vamos!", fueron las palabras de despedida de aquella transmisión; sin embargo, sería la última.

Tras salir de grabación en los estudios de TV Azteca se dirigió al restaurante “El Charco de las Ranas”, en Periférico Sur. 

Cerca de mediodía se retiró en una camioneta negra y fue interceptado por un hombre armado, quien comenzó a disparar contra Paco. En el ataque además del conductor murió otro hombre que pasaba por el lugar. 

Stanley murió de manera inmediata, ya que de acuerdo con las investigaciones, habría recibido más de 20 disparos.