A 75 años, te presentamos 5 datos clave sobre el desembarco de Normandía

Hace 75 años el Desembarco de Normandía -Operación Overlord- cambió el curso de la historia y comenzó a echar por tierra las ambiciones de Adolfo Hitler.

Las fuerzas aliadas, en un esfuerzo común, se propusieron frenar el avance del ejército alemán. Y lo lograron.

 

 

Estas son las 5 claves de la Operación Neptuno, que hoy conocemos como el Día D, según varias fuentes consultadas (como Europa Press, CNN y ABC).

El nombre Día D no parece haber obedecido a algo en particular, ya que era común para las fuerzas militares el uso de la D para informar sobre el inicio de una operación.

1) El Desembarco debía ocurrir el 5 de junio, pero debido al mal tiempo, la operación fue retrasada un día, por lo que comenzó a las 6:30 am del 6 de junio.

 

 

El mar estaba enfurecido, con fuertes olas que iban y venían. Los relatos de la época dan cuenta de las dificultades que impuso el mal tiempo.

Fue, según el primer ministro británico Winston Churchill, “la operación más difícil y complicada de su tipo”, en la que participaron Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y Canadá.

2) En la operación participaron unos 160 mil soldados; cerca de la mitad eran estadounidenses. A la medianoche al menos 10 mil estaban muertos o heridos.

 

 

“En algunos lugares, los hombres saltaron de la lancha y comprobaron que el agua los cubría. Muchos no sabían nadar”, escribió un soldado presente en la operación.

3) La batalla que comenzó el Día D se extendió hasta agosto del mismo año, cuando finalmente los aliados logran la liberación de París. Los aliados necesitaron más de 70 días para lograr el control de Normandía.

 

 

4) El objetivo era la toma de cinco playas en el norte de Francia. En la invasión participaron unos 7 mil barcos, de los que más de 1.200 eran buques de guerra.

 

 

Se calcula que 10 mil vehículos lograron desembarcar en cinco playas.

5) Uno de los elementos más importantes fue mantener la operación en secreto. Para lograrlo, ni siquiera los soldados que participaron tenían conocimiento de la fecha.

 

 

Pero los aliados también se apoyaron en una campaña de desinformación que hizo creer al ejército alemán que la verdadera invasión sería por Calais (Francia) y Noruega.