Al menos 300 menores en Oaxaca son obligadas a ser madres

ArchivoArchivo

El municipio en donde se concentró el mayor número de casos fue Oaxaca de Juárez con 17

Año con año, cientos de niñas oaxaqueñas de 10 a 14 años, son violentadas con maternidades forzados.

Tan sólo en 2015 un total de 298 en este rango de edad fueron obligadas a dejar la escuela para llevar a término su embarazo.

“Estamos hablando de maternidades forzadas porque se les coarta su derecho a vivir una niñez y adolescencia plena. Prácticamente se les obliga a continuar con un embarazo por un tema cultural, de creencias, cuando de lo que se trata es garantizarles sus derechos”, señaló Maira Morales Aldaz, integrante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddser).

La Estrategia Nacional para la Prevención de Embarazo Adolescentes (Enapea), establece que los embarazos en niñas son de alto riesgo pero sobre todo producto de violencia sexual por lo que debería estar garantizado el derecho a la interrupción legal del embarazo.

Sin embargo, durante el 2015, de acuerdo con datos de la Dirección General de Población de Oaxaca (Digepo), en el 0.4 por ciento de los nacimientos ocurridos en Oaxaca, las madres fueron niñas de 10 a 14 años de edad.

La capital, con más casos

Morales Aldaz destacó que en la mayoría de los casos las niñas y adolescentes fueron embarazadas por personas mayores de edad hecho que habla de coerción, engaño y forzamiento al momento de tener relaciones sexuales.

“Son etapas de la vida en las que no se puede considerar que hay un consentimiento pleno para ejercer la sexualdidad de esta manera, para tener relaciones sexuales y prever que producto de esta relaciòn haya un embarazo y todo lo que conlleva”, expuso.

Los municipios en donde se concentró el mayor número de casos fue en Oaxaca de Juárez con 17, Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza con 10, San Pedro Mixtepec con 9, Zimatlán de Álvarez también con 9, Heroica Ciudad de Huajuapan de León y San Juan Bautista Tuxtepec con 8 cada uno; San Pedro Pochutla, Santiago Ixtayutla y Santiago Juxtlahuaca con 7 cada uno y Miahuatlán de Porfirio Díaz con 6.

Actualmente Oaxaca cuenta con el Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (GEPEA), cuya facultad es implementar ENAPEA con dos objetivos claros para el 2030: reducir 50 por ciento la tasa de fecundidad de las adolescentes entre 15 a 19 años de edad y erradicar embarazos en niñas de 14 años o menos.

La ENAPEA es una herramienta dinámica de coordinación entre distintas dependencias del Gobierno Federal y un puente de coordinación y cooperación con las Entidades Federativas y los Municipios en la materia, que tiene como objetivo general: reducir el número de embarazos en adolescentes en México, con absoluto respeto a los Derechos Humanos, particularmente los Derechos Sexuales y Reproductivos.