Justifica cronista de Oaxaca reventa de boletos de la Guelaguetza

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Donají, la leyenda

La reventa de los boletos de la Guelaguetza a un precio exorbitante, es el reflejo de la popularidad que alcanzó la Guelaguetza como espectáculo, consideró el cronista de la ciudad, Jorge Bueno Sánchez.

“Es el interés de la ciudadanía, del turismo por ver un espectáculo en el que se ha constituído la fiesta de los Lunes del Cerro. Eso es lo que estamos cosechando, todo el trabajo de difusión desde hace 50 años a la fiesta de los lunes del cerro”, expuso.

No obstante, señaló que la festividad ha perdido mucho de su esencia por ello es momento de pensarse en otros días y escenarios en el que la población local pueda admirar la riqueza cultural de los grupos étnicos, de la música e idiosincrasia.

“Se debería de estructurar con más conocimiento. No verlo como se inició hace años como un atractivo turístico simplemente”, propuso.

El cronista manifestó que en la sintetización de las ceremonias que se presentan en la otrora rotonda de las Azucenas, decae el colorido y la gracia.

El autor del libro “Oaxaca, crónicas de su grandeza”, consideró que más allá de una sanción a las empresas que acapararon los boletos del homenaje racial para revenderlos hasta en 40 mil pesos, se deben buscar soluciones a la amplia demanda y poca oferta.

A grosso modo indicó que sólo 32 mil personas pueden entrar como espectadores con boleto pagado de los más de 80 mil o 100 mil turistas que llegan a la capital del estado atraídos por la máxima festividad de Oaxaca.

“Hay que dar soluciones, por ejemplo aumentar el número de eventos pero en función a lo gastronómico, artístico, cultural en torno a las fiestas del Lunes del Cerro y la gente se distribuiría y habría mayores ingresos, porque egresan muchos recursos pagando conciertos que nada tienen que ver con la Guelaguetza”, declaró.