Abstencionismo, ganador en comicios

Agencia ReformaAgencia Reforma

Consejeros electorales y académicos atribuyeron la baja participación a que la oferta de partidos políticos y candidatos no atrae a los ciudadanos

CIUDAD DE MÉXICO.- En los seis estados donde se realizaron elecciones el domingo, el abstencionismo fue el protagonista: en algunas entidades llegó a 77.9 por ciento.

Consejeros electorales y académicos atribuyeron la baja participación a que la oferta de partidos políticos y candidatos no atrae a los ciudadanos.

"Es necesario que los partidos políticos y los candidatos replanteen las formas en las cuales se acercan a los ciudadanos para concitar su voto.

"Deben tener una promoción de candidaturas y del voto más eficaces, con mensajes más llamativos, porque muchos de los spots son dedicados a la campaña negra y mucha gente está cansada de eso, hay pocas propuestas en los mensajes y muchas descalificaciones", señaló Marco Antonio Baños, consejero del INE.

En Puebla, en la elección de 2018 acudió a votar 68 por ciento de los poblanos, pero el domingo pasado la cifra se revirtió: 66 por ciento desairó la elección.

En 2010, cuando ganó por primera vez el PAN en esa entidad, el abstencionismo fue de 43 por ciento, y seis años después creció a 56 por ciento.

Para el consejero electoral Ciro Murayama, los poblanos están desgastados, pues en tres años tuvieron igual número de elecciones para Gobernador.

Baja California es una entidad con baja participación en las elecciones. Por ejemplo, en la de Gobernador en 2013, sólo votó 39 por ciento de los ciudadanos, y el domingo acudió a las urnas 29.5 por ciento, es decir, la abstención fue de 70.5 por ciento.

En el municipio más poblado, Tijuana, la apatía llegó a 72 por ciento.

"Es culpa de los partidos por su desgaste y escasas propuestas, principalmente hacia jóvenes, además de que las autoridades electorales no generan efectivas campañas de inclusión y motivación.

"En Tijuana, el factor es que cerca del 60 por ciento de su población es migrante, tanto de otros países como de otros estados", indicó José María Ramos, investigador del Colegio de la Frontera Norte.

En Quintana Roo, donde se renovó el Congreso, se registró un abstencionismo de 77.9 por ciento; en su elección anterior, en 2016, en la que también se eligió Gobernador, el desaire fue de 46 por ciento.

En tanto, en Aguascalientes, donde se eligió a 11 alcaldes, el abstencionismo se ubicó entre 45 y 50 por ciento en comicios anteriores, pero en esta ocasión llegó a 61 por ciento.

En Durango se renovaron 39 ayuntamientos, y la abstención se ubicó en 54 por ciento, cuando en 2016 fue de 43 por ciento; mientras que en la elección al Congreso en Tamaulipas, la falta de interés pasó de 39 por ciento en 2018, a 66.9 por ciento el domingo.