San Jacinto y la capital, vulnerables

Lluvias exhiben carencias
EspecialEspecial

Al no haber un atlas de riesgos, estos aumentan

Las 20 viviendas afectadas durante las lluvias del pasado jueves, son el reflejo de la falta de aplicación de la ley y de la carencia de al menos un mapa de riesgos actualizado en los municipios de Oaxaca de Juárez y San Jacinto Amilpas, a pesar del estado de vulnerabilidad en que se encuentra la entidad.

La ausencia de ese mapa fue reconocida por los titulares de Protección Civil de ambos municipios, quienes aceptaron que apenas trabajan en los recorridos necesarios para detectar las zonas riesgo.

Pero además, la pugna política que enfrenta San Jacinto Amilpas impide que se avance con prontitud en las acciones preventivas y de auxilio.

Oaxaca de Juárez actualiza datos

Oaxaca de Juárez, dice el coordinador de Protección Civil, Porfirio Díaz Rodríguez, se encuentra en proceso para la actualización de datos que permitan conocer las nuevas áreas de vulnerabilidad. Pueblo Nuevo es una de ellas y eso queda claro tras las lluvias de esta semana.

Tan solo el pasado jueves, tres viviendas fueron afectadas por la corriente de agua y como en ese lugar, en otras agencias podrían presentarse situaciones de emergencia. Sin embargo, el proceso de actualización del atlas de riesgos para la capital depende de otros análisis que realiza el área de Desarrollo Urbano y Obras Públicas municipal.

A pesar de ello, la Coordinación de Protección Civil realizó trabajos preventivos en varias colonias de la municipalidad, con lo que los daños no han sido tan severos; sin embargo, Díaz Rodríguez reconoció que sin duda falta mucho más que hacer en este tema.

San Jacinto Amilpas, sin recursos

El conflicto político que vive esa comunidad ha provocado que el trabajo preventivo se alente y, sobre todo, que no se dé la importancia necesaria a este tema. Actualmente son 17 viviendas las afectadas en la colonia Jardínes de la Primavera de esa demarcación.

De acuerdo a la información ofrecida por el responsable de Protección Civil de ese municipio, Erick Gómez Reyes, aun cuando ya existen 11 comités vecinales que apoyan en este tema, la carencia de recursos y el problema político que enfrentan limita mucho el actuar.

Son tan solo seis elementos los que operan en esa área que ni siquiera cuenta con vehículo, pero que ha buscado la forma de respaldarse con la instancia estatal para poder desarrollar su trabajo, sobre todo ante las recientes emergencias.

“Lamentablemente tampoco observamos el interés ciudadano por el tema, no es sino hasta que algo les sucede cuando reaccionan, la cultura de la Protecciòn Civil está en ciernes en el municipio, el mapa de riesgos como tal no existe sin embargo con ayuda de los representantes vecinales tenemos detectadas las zonas de vulnerabilidad”, comentó el funcionario.