Protestan a favor del aborto en Tuxtepec

Tres activistas se manifestaron en Tuxtepec a favor de la legalización del aborto

TUXTEPEC, Oax.- Un grupo de jóvenes activistas a favor del aborto, levantaron la voz y a través de mantas llamaron a permitir una maternidad deseada y con esto poner en mesa de debate la legalización de esta práctica.

Las tres jóvenes mujeres colocaron mantas con la leyenda "La maternidad será deseada o no será" y "aborto legal ya" a las afueras del Hospital General de Tuxtepec y en el puente peatonal ubicado a la altura de la glorieta Flor de Piña.

Este acto lo realizaron en el marco del Día internacional por la Acción de la Salud de la Mujer, además de que en Argentina nuevamente la legalización del aborto se presenta ante el Senado, por lo que a la par diferentes agrupaciones se manifestaron en apoyo.

La activista feminista, Estefania García, indicó que en Oaxaca se estiman entre 9 y 11 mil abortos, por cada uno que se practica legal cuatro se realizan de forma clandestina.

Tema tabú

El objetivo de la manifestación es poner la conversación sobre la mesa, no para convencer, sino para empezar a cuestionar.

"Existen testimonio de mujeres que no se les quiso practicar el amarre de las trompas por no tener cierta edad o aún no haber tenido un hijo", expresó.

La activista, dijo que no existen datos oficiales sobre practicas de aborto en la zona, ya que no es un tema abierto, sin embargo saben que existen doctores que lo practican.

Ante estas prácticas insistió en que las mujeres quedan expuestas, en caso de que algo salga mal no pueden quejarse ya que podrían acabar en la cárcel.

"En Oaxaca son al menos de 1 a 6 años de cárcel por practicar el aborto".

Destacaron que se debe trabajar el tema de educación sexual primero y que el aborto sea la última opción.

"El aborto no debe ser tomado como un método anticonceptivo (...) Que dentro de las familias se hable abiertamente de la sexualidad. Muchas niñas tienen su primera relación sexual sin saber nada".

Lamentaron que Tuxtepec aún sea un lugar con alta presencia de machismo.

"Los servidores públicos debe dejar de tomar decisiones basados en sus creencias personales, se trata de un asunto de salud pública", expresó la activista Ángela Dehesa Cano.

En esta actividad participaron solamente tres jóvenes de un grupo "numeroso" pero que no se atreve a salir, señalaron las feministas.

"El resto aún no se atreve a salir a las calles a manifestarse debido a las reacciones que atacan al movimiento".