Llama obispo a preservar medio ambiente

El obispo Salvador Murguía con dos indígenas mixes en la sede de la prelatura.

El obispo de la Prelatura de los Mixes de María Auxiliadora, Salvador Cleofás Murguía Medina hizo suya la encíclica del papa Francisco, Laudato Si, y llamó a los fieles de esa jurisdicción eclesial, preservar el medio ambiente.

“Hay que cuidar la naturaleza, no dañarla”, asentó.

En la homilía de la misa oficiada en San Isidro Huayapan, el pastor religioso dijo que la encíclica, Alabado Seas, de su traducción del latín, inspira a cuidar el medioambiente y a concientizar sobre el cambio climático.

“Hay una frase dura que escribió el papa, si hay una siguiente guerra mundial, esperamos que no la haya, será por el agua, porque estamos acabando con la naturaleza”, asentó.

A orar por la lluvia

Por eso, pidió rezar y rogar a Dios para que llueva pronto “y vengan rápido las aguas”, porque se necesitan en el campo.

“La lluvia es un regalo de Dios, hay que pedirlo, si no rezamos, si no lo pedimos, nuestros campos seguirán secos”, indicó.

También, hizo notar que los paisajes de los cerros de la zona mixe, no se pudieron ver durante varios días a causa de los incendios forestales.

“Eso no es cuidar la naturaleza, es atentar contra la naturaleza”, apuntó.

Destacó que si bien no se puede conocer la causa, ni los culpables de los incendios forestales, “todos estamos implicados en eso, porque estamos siendo irresponsables”.

“Hay que tomar conciencia de estas cosas que Dios nos dio”, agregó.

El obispo alertó que si persisten los incendios forestales se afectará más la naturaleza y seguramente influirá en la producción agrícola de la zona mixe.

“Si se quema todo eso, nos quedamos muchos sin comida”, apuntó.

Laudato Si

El papa Francisco lanzó la encíclica Laudato Si, sobre el cuidado de la llamada causa común, el 24 de mayo de 2015, donde subraya que actuar frente al cambio climático es un imperativo moral para ayudar a las poblaciones más vulnerables del planeta, proteger el medio ambiente y fomentar un desarrollo sostenible.

“Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos”, escribió el sumo pontífice en la introducción.