"Escuálida" temporada de captura de camarón

Apenas salió para "medio" recuperar lo invertido

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Al paso de los años, la captura de camarón para la flora pesquera de Salina Cruz ha ido minimizándose, señaló Francisco Carlock, empresario camaronero. Uno de los mayores problemas que han tenido y que no han podido superar, desde hace más de un lustro, es el abastecimiento de combustible para sus embarcaciones.

El precio del diésel marino continúa encareciéndose, a la fecha ronda los 21 pesos por litro, y eso causa estragos a la economía de los empresarios del sector, aunado a que después del terremoto del 7 de septiembre de 2017, el camarón con cada réplica que ocurre tiende a esconderse, de manera inexplicable, señaló el hombre.

Al menos 20 mil litros necesita cada una de la embarcaciones para poder hacerse a la mar, indicó Carlock, tan solo por entre veinte a veinticinco días que sale en busca del crustáceo, que no es del todo seguro en estos tiempos poder capturar la cantidad de producto necesario para recuperar lo invertido, lo que genera incertidumbre entre el sector cada que se apertura la temporada de captura.

Ada Lisbeth Núñez Orozco, responsable del programa Camarón del Centro Regional de Investigación Acuícola y Pesquera (CRIAP) de Salina Cruz, señaló que el promedio de volumen de captura de camarón se mantuvo este periodo de 2018-2019 en relación con la temporada 2017-2018, con un aproximado de 800 toneladas capturadas en total.

Indicó que este monto representa una media aproximada, con un antecedente histórico que abarca aproximadamente los últimos diez años y que se mantiene entre 800 y 1,200 toneladas de producto que reporta la flota camaronera del sureste y a principios de cada temporada la del norte también.

La maestra en Ciencias explicó que las principales especies capturadas son camarón café, blanco y cristal, que mayormente se captura frente a las costas del puerto de Salina Cruz, a partir de las 10 brazas en adelante, donde los barcos camaroneros del sureste pueden operar, y de los cuales solo quedan alrededor de 36 embarcaciones, señaló.

Luego del desacuerdo que existe entre los pescadores del sureste con los del norte, el CRIAP de Salina Cruz ha estado trabajando en una regionalización de los sistemas pesqueros, es decir, que de acuerdo a los estudios e investigaciones que están realizando en esta dependencia, en esta región no iniciarían la temporada de captura como lo han venido haciendo ya hace algunos años en la misma fecha para todo el Pacífico, sino esta tendría su particular inició de apertura de veda distinto al de la flota del norte.

Finalmente, apuntó que los muestreos o estudios para determinar la próxima temporada de captura del crustáceo serán muy seguramente en los meses de julio y agosto, los que serán subsidiados por los propios pescadores, dadas las condiciones de austeridad que prevalecen en esta dependencia, enfatizó.

Camarón azul no sobrevive en el Istmo

SALINA CRUZ, Oaxaca.- La sobreexplotación de recursos marinos y el no permitirles cumplir su ciclo reproductivo comienza a agotar a algunas especies de camarón, y ello repercute en los volúmenes de captura de esta especie. Tan es así que cada vez, cuando se agota la temporada de captura, es cada vez menor el producto reportado en este último lapso, aseguró Ada Lisbeth Núñez Orozco, responsable del proyecto Camarón del Centro Regional de Investigación Acuícola y Pesquera (CRIAP) de Salina Cruz.

Señaló que una de las especies con cierta peculiaridad es el camarón azul (Litopenaeus stylirostris), generalmente se desarrolla en condiciones favorables y aguas poco profundas cercanas a zonas lagunares, bahías y esteros, y es en el Golfo de Tehuantepec, donde mayormente se capturaba hace ya varios años; sin embargo, la sobreexplotación que practican algunas comunidades no permite que éste alcance su talla que es entre los 13 y los 15 centímetros para emigrar y completar su ciclo de reproducción.

Las artes de pesca que se utilizan en las zonas lagunares deben cumplir con los mínimos requerimientos para permitir que estas especies, puedan completar su ciclo, y tal es el caso del camarón azul, el cual generalmente es de aguas cálidas y cercanas a las lagunas, donde fácilmente es capturado por pescadores ribereños que no permiten con su captura que terminen de desarrollarse los camarones juveniles.

Núñez Orozco considera que se deben utilizar artes de pesca menos dañinas con el medio ambiente y estas prácticas deben ser erradicadas en su totalidad, aunque en su opinión, todavía no es factible que se ponga a esta especie en peligro de extinción, pero si se deben preservar los espacios en los que cumple su ciclo, lejos de contaminación y artes de pesca que no les permiten salir al mar a complementar su referido desarrollo.