El MIO, un espacio cultural familiar

MIOMIO

"Las Sonrisas de Tamayo" es la nueva exposición que acoge el MIO, en la que el visitante aprende de pintura, sabores, olores, música, gráfica y muchas otras artes más.

Más que un recinto museístico frío, en el que no se puede tocar lo que se ve, en el que no se puede interactuar con las piezas que lo conforman, el Museo Infantil de Oaxaca (MIO) tiene dos años en el que ha representado un espacio cultural que responde continuamente a las demandas de sus usuarios, en su mayoría vecinos del barrio del Ex Marquesado y de colonias aledañas.

Familias enteras disfrutan de la propuesta de este lugar, que en otros tiempos fue la bodega de la Antigua Estación del Ferrocarril.

Totalmente restaurado y renovado, el espacio desde su entrada invita al juego, a caminar sobre los andenes que otrora atestiguaron bienvenidas, despedidas, llegadas y partidas y que ahora son testigos del vaivén de niñas, niños, jóvenes y familias que recrean a partir de sus propios universos nuevas galaxias.

Sea espacio para la contemplación, el divertimento, la convivencia o para el descubrimiento, el MIO ha cambiado el significado de la palabra museo.

En el Laboratorio de Gráfica Infantil y Juvenil, los participantes aprenden a hacer cada vez mejores grabados usando diferentes técnicas.  FOTO: MIO

En palabras de su director, Waldini Ortega, hace dos años que abrió el MIO, su equipo se dio cuenta de que había muchas necesidades de parte de la comunidad; los colonos cercanos y habitantes del barrio poco a poco manifestaron que más que un museo, requerían un centro cultural que ofertara diferentes actividades.

"La palabra museo se enfoca erróneamente, pero como espacio le hemos entrado al tema de salud, de ecología y comenzamos a implementar una serie de actividades en torno al uso de la bici, del no uso de plásticos, separación de basura y otras alternativas. Nos dimos cuenta de que quedarnos en el concepto de museo iba a ser un poco complicado y decidimos abrirlo", comparte el director del MIO.

Creado como una iniciativa de la Fundación Alfredo Harp Helú, en el 2017, el recinto también mantiene un diálogo permanente con las administraciones del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, ya que es un espacio público que promueve la cultura e historia, a través de un comodato de parte del municipio a esta fundación.

Viste con las sonrisas de Tamayo

Recién vestido con la obra de Rufino Tamayo, tras mostrar en sus primeros dos años la de Rodolfo Morales, el MIO asegura al menos 15 experiencias distintas a los visitantes, ya que en las cinco parcelas que dispone, tan solo en una de las naves se puede conocer la vida y obra del artista plástico oaxaqueño.

"Creo que al público infantil, sobre todo, le hacen mucha falta las referencias físicas, ver obras de arte que los niños puedan interactuar. Una de las primeras cosas que definimos es que visualmente la gente iba a tener la imagen de quién o a quién se le hacía la exposición; explotar la plástica e imagen de Tamayo fue increíble".

Waldini Ortega, director del MIO.  FOTO: MIO

Como parte de las otras propuestas para el público infantil, se generarán otros recursos didácticos para que conozcan más del artista, como el Pasaporte de Tamayo. A la exposición saliente se le dará continuidad, ya que será llevada al museo de la Fundación Rodolfo Morales, en el exconvento de Ocotlán de Morelos.

Waldini Ortega consideró que ver la obra de Tamayo es un goce: "Las personas que vengan al museo verán la obra 'El comedor de sandías', cargada hacia la diversión y a la sonrisa. La obra presenta a un comensal que tiene una sandía enfrente, una imagen estática, pero que está a punto de no serlo. Este tipo de movimiento en la obra de Tamayo, metafóricamente hablando, representa la sonrisa, por ello la exposición en curso se titula: 'La sonrisa de Tamayo'".

No solo el público infantil disfruta de este espacio, también las familias, por ello la invitación es a que el público acuda a conocer esta propuesta y a la vez se dé tiempo de recorrer todas las áreas de este museo: "Hemos tratado de que sean actividades familiares, que las haga el niño con sus papás, sus tíos o acompañantes. Todas las dinámicas familiares tienen la intención de que los visitantes conozcan a Tamayo y lo disfruten".

¿Cuándo y dónde?
De lunes a domingo, de 10:00 a 19:00 horas, en la Antigua Estación del Ferrocarril, Calzada Madero 511, Ex Marquesado, Oaxaca de Juárez. Entrada libre.