Están empresas de Oaxaca al borde de la quiebra

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Para no cerrar sus establecimientos, el sector comercial de Oaxaca mantiene apretado el cinturón. Ajustes como disminución en gastos de energía eléctrica, papelería, servicio telefónico y otros insumos, son parte de las estrategias implementadas para evitar irse a la quiebra.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco-Servytur), Ernesto Gutiérrez Jiménez manifestó que si bien han mantenido la plantilla laboral en lo que va del año “a pesar de las mermas económicas”, no se tiene prevista la creación de nuevas fuentes de empleo en un futuro inmediato.

"No hay movimiento de dinero circulante no se ve inversión en obra pública, la bolsa de trabajo que ofrecemos cada vez es menor. Se siente una economía estancada", señaló.

Después de enero, mes en que todavía hay movimiento económico por el pago de aguinaldos, las ventas para los comercios afiliados a la Canaco-Servytur cayeron drásticamente. Actualmente el reporte es de un 50 por ciento debajo de lo que se registraba en estas fechas en años anteriores.

“Normalmente en año nuevo hay un movimiento económico importante, a principios de año hay una leve disminución, pero en marzo nos comenzamos a recuperar, no ha sido así en este año, ha sido más lenta, prácticamente estamos en un estancamiento”, sostuvo.

La crisis por la que, asegura la Canaco, atraviesa el sector comercial, no sólo afecta de manera directa el capital de las y los dueños de cada establecimiento, también genera un golpe laboral, ya que de acuerdo con los resultados de los Censos Económicos 2014, realizado por el Instituto nacional de Estadística y Geografía, el 24.3 por ciento de las personas económicamente ocupadas se encuentran en dicho sector.

En la entidad el 97.9 por ciento de las unidades económicas son micro establecimientos, el 1.8 son pequeños, 0.3 medianos y sólo el 0.01 grandes.

Gutiérrez Jiménez, indicó que, en el cumplimiento de impuestos y prestaciones laborales, se están enfrentando a un enorme reto que sin embargo han ido cumpliendo. “Con mucho sacrificio se ha estado pagando y cumpliendo, eso no se puede quedar pendiente porque dejarlo implica recargos, sanciones. Si como estamos es complicado, pagar multas es peor”, dijo.

El panorama en el futuro inmediato no es alentador, expuso. “No hay muchas esperanzas, no hay entusiasmo en la gente, más que mantenerse y esperar a que venga una buena temporada”, sostuvo.

Mis elementos de lectura rápida

“Estamos ahorrando en todo lo que se puede, pero en lo que es indispensable no estamos recortando por ejemplo en cuestiones de seguridad no podemos dejar de pagar. Se trata de ahorrar en gasto corriente como insumos diarios. Se ahorra en lo que se puede”