Arremete Trump contra México

AFPAFP

El presidente Donald Trump aceptó la semana pasada cesar con la aplicación de los aranceles al acero y al aluminio de Canadá y México, como reclamaban los republicanos

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo estar decepcionado de que México no haga nada para frenar a migrantes que intentan cruzar a su territorio.

"Estoy muy decepcionado de que México no esté haciendo prácticamente nada para evitar que los migrantes ilegales lleguen a nuestra frontera sur", aseguró el Mandatario a través de su cuenta de Twitter.

Agregó que la actitud de México es que los contribuyentes estadounidenses asuman los costos de la migración ilegal, por lo cual el país está equivocado y amagó con "pronto" dar una respuesta.

"La actitud de México es que las personas de otros países, incluido México, deberían tener derecho a ingresar a EU y que los contribuyentes de EU deberían ser responsables de los enormes costos asociados a la migración ilegal ¡México está equivocado y pronto daré una respuesta!", agregó.

Atienden congresistas el T-MEC

A pesar de haberse superarado algunos problemas sobre el nuevo tratado norteamericano de libre comercio (T-MEC) aún persisten asuntos a resolver antes de aprobarlo en el Congreso de Estados Unidos, dijo el martes un influyente líder demócrata.

El presidente Donald Trump aceptó la semana pasada cesar con la aplicación de los aranceles al acero y al aluminio de Canadá y México, como reclamaban los republicanos, pero aun quedan por resolver temas como las cuestiones laborales y la forma de solución de diferendos, dijo Steney Hoter, jefe de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes.

"Aún no hemos llegado allí", dijo Hoyer. "Nos gustaría conseguir un sí", añadió.

Los tres países norteamericanos pactaron a finales del año pasado actualizar el tratado TLCAN reemplazándolo por el T-MEC pero demandaban que Trump derogase los aranceles que meses antes les había impuesto al acero y al aluminio. 

Los lideres de ambos partidos estadounidenses en el Congreso demandaron también el fin de los aranceles antes de votar la ratificación del tratado firmado por los presidentes.

Trump considera el T-MEC como una gran mejora del TLCAN[tab]vigente desde 1994, al cual calificó como el peor tratado firmado por Estados Unidos en su historia y forzó a renegociarlo.

Sindicatos estadounidenses son también escépticos en cuanto a que el nuevo acuerdo resuelva sus preocupaciones por la legislación laboral mexicana más flexible.