Sombra de paro indefinido de la CNTE

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Foro político educativo de la Sección

La Asamblea Estatal de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) analizaba hasta entrada la madrugada declarar como nulas las respuestas del gobierno estatal para atender su pliego petitorio.

El máximo órgano de dirección del Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca (MDTEO), discutía esa posibilidad a partir de los acuerdos de la Plenaria, donde concurrieron el Comité Ejecutivo, así como los secretarios generales de delegaciones y los representantes centros de trabajo, porque no existen avances en los reclamos torales del movimiento.

De ratificar esa decisión, la Asamblea Estatal dispondría que el documento de respuestas de la administración estatal sea revisado por las bases en una ronda de asambleas delegacionales de información y consulta, para que conozcan los alcances de los ofrecimientos.

El propio máximo órgano de dirección del MDTEO determinaría las fechas de la ronda de asambleas delegacionales de información y consulta, en su deliberación que se celebraría el próximo sábado, para también someter al análisis las respuestas otorgadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la mesa de diálogo con la Comisión Nacional Única Negociadora (CNUN) de la CNTE.

En caso de que las bases no admitan las respuestas de la administración estatal y de López Obrador, las bases podrían determinar estallar un paro de labores indefinido.

Sus demandas

En su pliego petitorio, la Sección 22 del SNTE reclama un aumento salarial del 100 por ciento, la abrogación de la reforma educativa, la reinstalación inmediata y sin condiciones de sus compañeros cesados Betzaida Martínez Bautista y Julio César Almeida Anaya, por su oposición a la reforma educativa.

Así también, el pago de salarios retenidos a otros de sus compañeros, Soledad Ramírez Ramírez, Juan Manuel Méndez Rodríguez y Juan Manuel Guzmán Mora, por oponerse igualmente a la reforma educativa.

Además, el descongelamiento de los depósitos de las cuotas sindicales de la gremial y la habilitación de las cuentas bancarias de sus ex dirigentes, Rubén Núñez Ginez, Francisco Villalobos Ricárdez, Gustavo Manzano Sosa, Claudio Mendoza García, José Antonio Altamirano Ojeda, Aciel Sibaja Mendoza, Efraín Picazo Pérez, Norma Cruz Vásquez, María del Carmen López Vásquez, Othón Nazariega Segura, Heriberto Magariño López y Roberto Abel Jiménez García –algunos de ellos, presos en penales federales–, por encabezar la lucha en contra de la reforma educativa.

Así como atender los agravios causados por la intención de aplicar la “nefasta” reforma educativa que dejó cinco mil 517 incidencias administrativas.

Aparte de esto, demanda el reconocimiento de la bilateralidad entre el IEEPO y la Sección 22, como patrón y trabajador, como dispone el apartado B del artículo 123 de la Constitución Política federal, para garantizar la estabilidad y certeza laboral de los trabajadores de la educación.

De igual manera, la regularización legal de todos los edificios de la Sección 22 del SNTE, así como su remodelación y equipamiento.

Así como la asignación de parque vehicular para las secretarías de orden general, los niveles educativos y organismos auxiliares, para desarrollar las actividades de gestión sindical de “manera responsable”, entre otras cosas.