Sonríe Tamayo en el MIO

Carina Pérez GarcíaCarina Pérez García

En la Parcela de Gráfica, las niñas y niños podrán dar tienda suelta a su imaginación para crear sus propios grabados.

Las sandías representan de manera metafórica las sonrisas; así lo considera el equipo del Museo Infantil de Oaxaca (MIO), cuyos integrantes, a propósito de la celebración del año dos del espacio, presentaron el adelanto de lo que el público podrá experimentar el próximo domingo, la nueva temática que vestirá al museo inspirada en la obra del artista Rufino Tamayo.

La ocasión no sólo será inaugurar la exposición temática, también para presentar el libro: Un encuentro con Tamayo escrito por la doctora María Isabel Grañén Porrúa.

Las sonrisas de Tamayo es el título de la muestra que se podrá vivir a lo largo de cinco parcelas que se han dispuesto, de manera cronológica, para que el visitante conozca datos fundamentales de la vida del artista oaxaqueño. Hay que recordar que los dos años anteriores, el MIO presentó la temática inspirada en la obra de Rodolfo Morales, exposición que ahora comenzará su itinerancia.

En entrevista, Waldini Ortega, director del MIO, recordó que este espacio está enfocado en los niños y niñas, pero también en destacar el patrimonio cultural. Las sonrisas de Tamayo propone cinco espacios denominados parcelas de aprendizaje, en las que a través de recursos didácticos y museográficos se abordan cinco temáticas que abrazan la vida y obra del pintor: arqueología, gastronomía, plástica, gráfica y música; además de actividades permanentes de astronomía en los vagones restaurados del museo.

Cinco parcelas

La temática abarca las distintas esferas educativas a partir de los ojos de la vida de Rufino Tamayo. El recorrido si bien se podrá hacer en cualquiera de las parcelas, se recomienda comenzar por la de arqueología, ya que esta tomó la importancia de las piezas prehispánicas que lo llevaron a conformar una colección, obras que también motivarán al visitante a apreciar su valor artístico y no solo considerarlo como un objeto para estudiar el pasado.

La parcela de gastronomía tiene que ver con la infancia de Tamayo a partir de la comida y el mercado. "Sabemos que él pasó parte de su infancia y adolescencia en el mercado de La Merced de la Ciudad de México y tomamos parte de su vida para hablar de los colores y sabores del mercado, que fueron inspiración para crear sus obras. Presentamos aquí un mercado como parte primordial del patrimonio culinario. Aquí, los niños sí podrán jugar con la comida", apuntó Gerardo Rodríguez, coordinador de educación del MIO.

La parcela de artes gráficas es un laboratorio de grabado, donde los niños y niñas serán libres de crear sus obras, tal cual sucede en varios talleres de gráfica que existen, sobre todo, en la ciudad de Oaxaca. En este espacio cuentan con la colaboración del Taller de Artes Gráficas Rufino Tamayo.

En la parcela de artes plásticas se da cuenta de la vocación artística de Tamayo y se abre el espacio para motivar a los menores a que expresen sus ideas con pintura. La última parcela es la dedicada a la música popular, en la que se podrán conocer elementos como el ritmo y la cadencia a través de explorar los instrumentos musicales.

Por lo pronto, en cada parcela se podrán vivir tres experiencias distintas, pero en planeación se encuentran trabajando más, para que sean un total de 25 las que puedan disfrutar niños, niñas y familias enteras.

Presentarán cuento sobre Tamayo

Con la presencia de la doctora María Isabel Grañén Porrúa, Verónica Loera y Chávez, Laura Vásquez González y Bernardo Reamier Angelini, será presentado el libro Un encuentro con Tamayo, escrito por la doctora María Isabel Grañén Porrúa.

El nuevo programa educativo del MIO, Las Sonrisas de Tamayo, busca acercar a niños y niñas a la vida y obra del pintor oaxaqueño. Waldini Ortega compartió que la planeación fue un recorrido largo e interesante, después de dos años de trabajo en torno a la obra del pintor Rodolfo Morales.

Recuerda que el MIO arrancó sus actividades en 2017, inspirado en el quehacer artístico y filantrópico de otro pintor oaxaqueño oriundo de Ocotlán de Morelos: Rodolfo Morales. Con ejes temáticos como el Arte Popular, Restauración, Gastronomía, Arte y Collage, de 2017 a 2019, se llevaron a cabo diversos programas educativos inspirados en el Maestro del Color y que ahora viajarán a Ocotlán de Morelos, en colaboración con la Fundación Rodolfo Morales.

¿Cuándo y dónde?

Domingo 19 de mayo, a las 12:00 horas, en el MIO, Antigua Estación del Ferrocarril, Calzada Madero 511, Centro, Oaxaca de Juárez.