No cesa el fuego en Chimalapa

Así se ven los incendios desde el aire

JUCHITÁN, Oaxaca.- Tres nuevos incendios fueron reportados por las autoridades agrarias de San Miguel y Santa María Chimalapa; y ahora suman seis los incendios activos que se registran y están afectando seriamente esta zona.

Apenas el pasado lunes, el titular de la Comisión Estatal Forestal de Oaxaca (Coesfo), informó sobre la existencia de dos incendios en Santa María Chimalapas en las comunidades de López Portillo y La Lucha; y uno más en la comunidad de Benito Juárez, en San Miguel Chimalapa.

Por su parte, el titular de la dirección regional de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas - Región Istmo Oaxaqueño (CONANP), Jesús Antonio Ramírez Guerrero, reveló que las autoridades agrarias de Santa María Chimalapa reportaron tres nuevos incendios ubicados en Cerro Azul, otro en Río Blanco y un tercero en el paraje de Tierra Blanca.

La oleada de incendios continúa causando serias afectaciones a enormes extensiones de la selva, donde existen árboles maderables como roble, pino, ocote, cedro y encino, que están siendo arrasados por el fuego.

El presidente de los comuneros de Santa María Chimalapa, Fernando López García, aseguró que no han recibido el apoyo de las autoridades federales y estatales, para que a través de las brigadas, los ayuden a combatir los incendios.

Ante esta crítica situación, volvió a solicitar la inmediata intervención de las autoridades federales y estatales para que los ayuden a sofocar los incendios que también están acabando con el hábitat de cientos de especies de animales, como el venado cola blanca y el tapir.

Según las cifras de la CONANP, de enero a abril del año pasado, Oaxaca contabilizaba 140 incendios y 10 mil hectáreas afectadas; este año y en ese mismo periodo, ya se contabilizan 246 incendios y 30 mil hectáreas dañadas.

El elevado número de incendios que se han registrado este año, ha menguado severamente la capacidad física de los brigadistas, quienes no se dan abasto para hacerle frente bajo condiciones extremas de calor por las altas temperaturas que se registran.