Teme por su vida, personal de Cefereso de Miahuatlán

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Trabajadores del Cefereso de Mengolí exigen condiciones de seguridad para laborar, luego de ser amenazados a través de mantas

Tras las amenazas recibidas, personal del Centro Federal de Readaptación Social número 13 (Cefereso) Oaxaca “Mengolí”, ubicado en Miahuatlán de Porfirio Díaz, se manifestaron este miércoles para exigir garantías que permitan el desarrollo de sus actividades con entera seguridad.

Desde temprana hora, empleados del Cefereso argumentaron que sus vidas corren peligro luego de las advertencia que fueron exhibidas el pasado martes a través de mantas colocadas por sujetos desconocidos en inmediaciones de la Unidad Deportiva de Miahuatlán de Porfirio Díaz y en el puente peatonal de Santa Lucía Ocotlán.

En ellas, amagan con que serán ejecutados uno a uno los trabajadores que sigan hostigando y tratando mal a una persona, de la que omiten su nombre, que es parte de la población penitenciaria de ese penal.

De acuerdo a la información generada, el comandante Gregorio Martínez exigió a los trabajadores no recurrir a la manifestación debido a que no tienen la garantía sindical para hacerlo, sin embargo, por encima de la instrucción superior, los trabajadores, entre los que se encuentran los señalados en las mantas de advertencia, recurrieron a la protesta para exigir que sean escuchados por las autoridades superiores del ramo y atiendan sus demandas.

Se prenden focos rojos

La manifestación del penal federal de Mengolí, se suma a las realizadas en el Cefereso 7 de Guadalupe Victoria, Durango y el número 16 femenil del estado Morelos, donde murieron cinco empleados luego del ataque perpetrado en días pasados.

A partir de ello, versiones oficiales señalan que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana federal informó que ya hay intervención del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social para aportar información que contribuya a las investigaciones correspondientes, en el caso de Morelos y reconoció que todos los ceferesos del país se encuentran en estado de alerta.