60% de chiapanecos prefiere ahorrar a su modo, sin ir a bancos

Agencia ImágenAgencia Imágen

Los ciudadanos de Chiapas prefieren acogerse a modelos domésticos de ahorro bajo mucho riesgo en lugar de acudir a instituciones bancarias.

Más del 60 por ciento de los chiapanecos prefiere establecer su sistema de ahorro a de una manera informal, es decir que no acude a ninguna institución financiera para tal propósito.


Víctor Manuel Tejero,  investigador de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC) Campus Chiapas, destacó que es un fenómeno que no sólo pasa en los chiapanecos  sino a nivel nacional, pues de acuerdo la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, alrededor del 66% de los mexicanos ahorra de manera informal.


"Esto significa que el ahorro lo hacen mediante tandas, alcancías o incluso poniendo el dinero bajo del colchón. Los datos indica  que la mayoría de los mexicanos carecemos de la cultura preventiva y de una correcta educación en temas de finanzas", mencionó.
El ahorro, apuntó, es esencial para afrontar proyectos personales e imprevistos, y acondiciona, en gran medida, nuestra calidad de vida futura. Es un hábito que se fomentar  desde la niñez pues ayudará a que los próximos ciudadanos sean capaces de planificar mejor y optimizar su economía.


"Si los niños ven que sus padres ahorran serán capaces de incorporar ese hábito con mayor facilidad, no olvidemos que ellos se dan cuenta de todo y siempre tratan de imitar a los adultos”, mencionó.


Carecer de una cultura preventiva en materia financiera, explicó, influye directamente en el bajo índice de inclusión financiera de los chiapanecos, el cual es sólo del 26%. Ello indica que son muy pocos quienes deciden tener una cuenta bancaria o cualquier tipo de seguro para poder ahorrar de forma segura y preventiva.


"Somos los padres quienes debemos transmitir la importancia y el esfuerzo que hay detrás de la obtención de un salario. Pues a través de ellos se pueden adquirir algunos bienes, pero también debemos enseñarles lo importante qué significa ahorrar", apuntó Manuel Tejero.
La educación financiera empieza en casa y  ahí donde se consigue fomentar desde las edades más tempranas la importancia que tiene el ahorro y el incorporarlo a nuestras vidas como un hábito, añadió.


"Es necesario aprender a priorizar para que los niños tomen decisiones, ya que conocer la diferencia entre lo que se necesita y lo que se quiere, hará que gestionen mejor su dinero y lo utilicen para satisfacer sus necesidades", concluyó.

#dinero#ahorro#banco#chiapas