Señalan nepotismo de Vilma Martínez en Tehuantepec

Vilma Martínez Cortés, junto a Andrés Manuel López Obrador

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- Organizaciones sociales y ciudadanos en general señalan los presuntos casos de nepotismo en los que ha incurrido la presidenta municipal, Vilma Martínez Cortés.

Aliada de los hermanos Rosendo y Félix Serrano en sus épocas como perredista cuando, incluso, ocupó una curul en el Congreso local, la ahora convertida en morenista, es señalada en redes sociales, en pláticas de sobremesa y a través de denuncias públicas por haber colocado a familiares directos en puestos clave de la administración pública municipal.

Las denuncias se han realizado desde los primeros meses en los que la exdiputada plurinominal por el PRD asumió el cargo como la primera mujer de extracción morenista en arribar a la silla municipal. Además, Vilma Martínez es señalada por falta de atención y ocultamiento de información.

El esposo incómodo

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, fundador y líder único del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), durante su campaña proselitista hizo un llamado a desterrar las prácticas de nepotismo e influyentísmo en los gobiernos municipales y estatales, emanados de Morena.

“No queremos amiguismo en el Gobierno, no queremos influyentísimo, no queremos nepotismo; nada de llenar de familiares a los gobiernos municipales, gobiernos estatales, no es el gobierno de la familia, no es el DIF”, expresó López Obrador durante se periplo a la Presidencia nacional, la cual obtuvo con una votación histórica el 1 de julio del año pasado.

En contraste, lejos de la teoría y el discurso manejado por su líder, la presidenta municipal de Tehuantepec hizo caso omiso a este postulado y ha beneficiado con empleo a familiares y grupos afines a su administración.

De esta manera, despachan en la Secretaría Técnica del Ayuntamiento tehuano Raciel Cabrera García y Albino Martínez Cortés, esposo y hermano de la presidenta, respectivamente. El primero es el titular de esta área sensible del gobierno municipal. De igual forma, y a propuesta de la munícipe, fue nombrada como tesorera municipal Diana Patricia Martínez Escobar, prima de Martínez Cortés.

La propia presidenta municipal aceptó -en una entrevista radiofónica transmitida a nivel estatal- que su esposo Raciel Cabrera tiene la facultad de asistir a las mesas de negociaciones donde ella no participe, ya sea por el exceso de trabajo o cuando así lo considere necesario.

El pasado mes de abril, la Policía Municipal impidió tomar evidencias del accidente automovilístico ocurrido en el Puente Pimentel de Tehuantepec; y en el que se vieron involucrados su esposo y el regidor Melquiades Ruiz Vicente.

Las versiones de los testigos del percance automovilístico afirman que en el interior del vehículo color blanco iba el esposo de la edil, sin embargo, más tarde, el propio Cabrera García desmintió que haya sido uno de los ocupantes que se accidentó.

Los ocupantes de la unidad venían en estado de ebriedad, perdieron el control y volcaron al llegar a la curva del puente Pimentel.

Raciel Cabrera García también funge como vocero del Frente Único de Comunidades de Oaxaca (FUCO), organización creada y liderada por Antonino Morales, actual presidente municipal de San Blas Atempa, también experredista -incluso ocupó una curul en el Congreso federal como suplente de José Antonio Estefan Gafias cuando éste fungió como candidato a gobernador- y ahora morenista.

Niega audiencias a oposición

En tanto, Mónico Ríos Melchor, dirigente de la Unión Campesina Democrática (UCD), afirmó que tuvieron que movilizarse con los recolectores de basura, y de igual manera con representantes del FALP y ONPL, entre otras organizaciones con el fin de ser escuchados.

Dijo que en más de tres ocasiones solicitaron una audiencia con la presidenta municipal, sin embargo, el personal que labora en la presidencia municipal prolongaron el diálogo.

De su lado, el dirigente del Frente Democrático Popular (FDP), Albertano Patricio Guzmán comentó que cuando uno va a solicitar una audiencia con la autoridad, los empleados únicamente toman datos y el solicitante se retira con la esperanza de ser notificado sobre fecha y hora de la reunión, pero jamás hay respuesta. Todo indica, dijo, que la agenda de la presidenta municipal está llena, pues -en su caso- llevan dos meses esperando la llamada y nada.

Expresó que se reservan el derecho de movilizarse, esperarán un tiempo más y si no hay respuesta, tomarán otras medidas.

Dijo que como organización social, están en completo desacuerdo con esta clase de comportamientos en la administración, ya que dañan el bienestar y crecimiento de las comunidades.

Reclaman transparencia

El contador Crispín Romo, por su parte, ya solicitó al Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales que el municipio informe de los gastos de obra pública y acciones a realizar este año.

"Una sociedad informada puede evaluar publicas de un gobierno o en su caso si se detectan malos manejos", sostuvo.