Nuevo modelo para educación bilingüe en Oaxaca

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

El objetivo es que las y los docentes tengan las herramientas teóricas y prácticas especializadas para planear y desarrollar su trabajo en escuelas de pueblos originarios

San Jerónimo Tlacochahuaya, Oaxaca.- Los trabajos de la reforma curricular de educación bilingüe a nivel nacional iniciaron ayer en Oaxaca.

El colectivo de escuelas normales del país presentaron al director general de Educación Superior para Profesionales de la Educación, dependiente de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Mario Chávez Campos, una propuesta que se basa en un paradigma de cooperación, concertación y negociación que permita integrar los espacios culturales a las escuelas normales para fortalecer su vida académica.

Se busca “romper con los modelos homogeneizantes de los planes curriculares”, dijo el director de la Escuela Normal Bilingüe Intercultural, Enrique Francisco Antonio, quien detalló la metodología para el diseño curricular planteada en tres etapas.

La primera de ellas es la discusión de los fundamentos de la formación inicial de docentes, seguida de la determinación de los perfiles de egreso, es decir los saberes que deben alcanzar, para finalizar con la organización de la estructuración curricular.

Dotarlos de herramientas

El objetivo es que las y los docentes tengan las herramientas teóricas y prácticas especializadas para planear y desarrollar su trabajo en escuelas de su pueblo o de otros pueblos originarios, con una orientación hacia una educación crítica.

“Un punto fundamental de los saberes de los pueblos originarios es cómo vamos a revitalizar las lenguas por el desplazamiento lingüístico que se ha presentado”, expuso Francisco Antonio.

Si los representantes de escuelas normales con programas bilingües del país trabajaron durante un año una primera metodología para construir una malla curricular que incluya la educación prehispánica ausente actualmente, o la comunitaria y epistemología de los pueblos comunitarios, lo han hecho con recursos propios, por lo que pidieron al funcionario federal financiamiento para avanzar en los trabajos.

“Si nos apoyamos en un año podemos tener la currícula para el siguiente ciclo escolar”, es decir 2020-2021, al menos para educación preescolar y primaria bilingüe.

La respuesta de Chávez Campos fue real. Su dirección tiene 340 millones de pesos para 264 escuelas normales del país, tres de las cuales tienen un trabajo exclusivamente de formación de docentes bilingües: la de Oaxaca, otra en Chiapas y Michoacán.

“Para hacer algún tipo de transformación curricular o de perfil se ha destinado cero pesos. Habrá que ir buscando la red de solidaridad, incluso a nivel de cooperación internacional y hablar con los estados que tienen normales interculturales como Quintana Roo, Guerrero", para "que no sea los recursos lo que impida que caminamos”, expuso.

Contenidos locales para plurilingües

A su salida de la reunión en la que estuvieron los integrantes de la Junta de Coordinación Nacional de Escuelas Normales del País en el marco de un encuentro académico, cultural y deportivos entre escuelas normales interculturales bilingües, el director de Educación Superior para Profesionales de la Educación, Mario Chávez Campos, elogió la preparación de la fase de diseño curricular a seguir con las normales interculturales en el país.

“Presentaron una ruta muy clara para que se tengan los planes y programes de las normales interculturales bilingües para el ciclo escolar 2020-2021 en preescolar y primaria, celebramos mucho eso porque es un trabajo como ven colaborativo de todos los docentes de normales y asesores de la Universidad Nacional Autónoma de México”, dijo.

Recordó que la propia reforma al artículo tercero de la Constitución le deja la atribución a la SEP que construya planes y programas, “pero abre una vía a la territorialización de la educación para que tenga características específicas situadas y contextuales”.

Es decir, “que haya un currículum nacional y contenidos locales y regionales dependiendo la relevancia” que tienen estados plurilingües como Oaxaca.

Lo que falta es ver “la enorme posibilidad” de que este proyecto se vaya cristalizando y aterrizando todas las propuestas.