Y después de jubilado… a ganarse la vida

Pulir faros, su forma de vida

Alejandro Roque toma un descanso bajo la sombra diminuta que da el árbol con el sol de mediodía. Limpia su frente que cubre la gorra de esas que regalan en tiempos electorales. Desde que se jubiló hace un año, todos los días toma su manojo de limpiaparabrisas, una franela y una botella de agua. Hay que seguir ganándose la vida.

Los surcos en su cara dan cuenta de sus 62 años, pero más aún de lo duro que es trabajar de sol a sol porque el dinero de la jubilación resulta insuficiente para cubrir los gastos diarios.

“¿Le cambiamos los limpia parabrisas? Los calamos antes de que me pague, mire, son de buena calidad”, ofrece con una voz que pinta al convencimiento o a un buen regateo.

Alejandro Roque es originario del Istmo de Tehuantepec, ahí laboraba en una agencia de vehículos. Al llegar a la edad requerida, fue retirado de las labores para formar parte del 10.5 por ciento de las personas de 60 años y más que, de acuerdo con datos del INEGI al 2015, estaban jubiladas o pensionadas.

Aunque su situación no es la más afortunada, él se considera como tal porque es de los pocos que en Oaxaca tienen acceso a una jubilación.

“Ya tengo 62 años de edad, yo trabajé en una agencia de autos en el istmo. Me dedicaba a pulir faros, pulir y encerar carrocerías. Ya estoy jubilado por el seguro pero ando buscándole la vida por aquí. El dinero no alcanza por eso ando aquí trabajando. Tengo que sostener los estudios de mí muchacha que estudia enfermería”.

El estacionamiento de una tienda de autoservicio es su área de trabajo. Ahí además de limpiar parabrisas pule faros “los dejo limpios y bonitos”, presume.

Se extravía el bono demográfico

De acuerdo con las proyecciones de la población en Oaxaca, en el 2030 habrá casi 40 adultos por cada 100 jóvenes, lo cual podría suponer un grave problema social debido a que actualmente pocas son las empresas que ofrecen prestaciones laborales que incluye la jubilación a futuro. 

Según cifras de la Dirección General de Población de Oaxaca (DIGEPO), mientras que en 2010 habían 24 adultos mayores por cada 100 jóvenes, en 2013 creció a 26 por cada 100 y para el año 2030 se estima que habrán casi 40 adultos mayores por cada 100 jóvenes, situación que al compararse con el parámetro nacional, Oaxaca se ubica en el quinto lugar en el proceso de envejecimiento poblacional del país.