Métodos reprográficos en planos y mapas

El escaneo por cuadrantes permite crear un rompecabezas de tomas que posteriormente serían unidas para dar salida a un producto final.

Si bien hemos hablado en artículos anteriores sobre qué es reprografía y cuáles son los diferentes métodos para hacerla, en esta ocasión se mostrará una breve comparación entre la reprografía hecha mediante fotografía y escaneo de planos y mapas.

En los primeros artículos mencionamos que la reprografía es un proceso que permite reproducir documentación mediante diversos métodos. ¿Cuáles son esos métodos? Pueden ser fotocopia, microfilmación, fotografía y escaneo, entre otros. Cada una de estas técnicas se adecúa a las necesidades para llegar a los resultados deseados.

Uno de los servicios que presta el Archivo General del Estado de Oaxaca es la digitalización, la cual se realiza a través del Departamento de Reprografía, al usuario que lo solicite. Originalmente, esa información viene plasmada en fotografías, libros, expedientes. Estos formatos generalmente no exceden el tamaño oficio, pero los mapas y los planos sí; generalmente sus dimensiones oscilan entre 80 x 100 centímetros y 100 x 180 centímetros.

Hasta ahora no hay nada complejo en el asunto, ya que, se haga la reprografía por medio de fotografía o de escaneo, ambas darán como resultado una imagen digital; pero, ¿qué pasa cuando nuestro objetivo es que la información sea legible? Para estos casos es necesario partir de un cuadro comparativo y tener muy claro cuáles son las necesidades; la imagen, tanto de la fotografía como del escaneo, en teoría es la misma, pero los atributos que se aportan a su captura harán la diferencia.

Buscando imágenes óptimas

Desde el principio, en el departamento hemos hecho pruebas para dar el mejor resultado posible. En las reproducciones de formatos tamaño carta, oficio, doble carta, no había dificultad alguna, configurando los atributos tales como formatos, pixeles por pulgada, espacios de color y dimensiones; una sola captura del escáner daba como resultado una imagen óptima, pero la complicación vino cuando se digitalizaban planos o mapas, debido a las grandes dimensiones de estos.

La solución en primera instancia fue una fotografía; el proceso partía con la ubicación de un tripié lo más alto posible para que el plano entrara en una sola toma; pero los resultados obtenidos no eran satisfactorios por muchas razones, entre otras porque los planos y mapas contienen información numérica y tipografía en tamaños tan pequeños, que al momento de encajar su dimensión en una fotografía, se volvían ilegibles y había pérdida de información, por lo que no se lograba el objetivo principal.

El otro método era el escáner que tiene la opción de atribuir propiedades tan nítidas que permiten leer las letras por más chicas que estas sean y facilitarían el objetivo de la información, pero el inconveniente es que el espacio de escaneo se limita a formatos inferiores de 70 x 50 centímetros.

La solución llegó cuando decidimos escanear por cuadrantes, creando un rompecabezas de tomas que posteriormente serían unidas para dar salida a un producto final.

Resultados positivos

Este proceso no es nada sencillo, se tiene que dividir exactamente el documento para que todos los bordes coincidan; hay que controlar la luz para evitar el riesgo de que cada captura resulte con tonalidades diferentes, de igual forma debemos cuidar los ángulos de alineaciones, pues un mínimo desfase compromete la continuidad de la imagen, todo esto para que el producto final sea una sola imagen con un imperceptible proceso de unión.

Este trabajo es muy valioso porque ayuda a conservar mejor la documentación original que se resguarda en el Archivo General del Estado de Oaxaca. Digitalizar es la manera de proteger el original; si un usuario consulta las copias digitales, podrá acceder a la información que necesita y el documento original no sufrirá más deterioros por manipulación. El compromiso del departamento es posibilitar la reproducción documental por medio de imágenes digitales para facilitar la información a quien lo requiera.

Sin archivos ordenados no hay transparencia, ni historia, ni cultura. Las y los invitamos a visitar el Archivo General del Estado de Oaxaca.