Construyen auditoría para obra pública

El auditor superior de la Federación, David Colmenares, adelantó especial supervisión a la obra pública

La obra pública es motor del desarrollo, pero esto no debe ser impedimento para transparentar y fiscalizar cada una de sus etapas: planeación, contratación, adjudicación y realización, afirmó el auditor superior de la federación David Colmenares Páramo al anunciar que ya trabajan en la creación de la Auditoría Especial en Obra Pública.

Durante su participación en el II Foro entre Legisladores en Materia Hacendaria: Reforma de las Haciendas Públicas, señaló que además el desarrollo de infraestructura es un tópico siempre presente en las discusiones relacionadas con el combate a la corrupción y la rendición de cuentas, desafortunadamente, por el elevado monto de recursos de inversión que se requieren para su materialización, son comunes los escándalos por actuaciones indebidas o actos de corrupción.

“Es por ello que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) trabaja en la creación de la Auditoría Especial en Obra Pública, que es una buena práctica en materia de fiscalización, como lo ha señalado la OCDE, y, que en el marco de OLACEF, lo han hecho las contralorías generales de Costa Rica y Chile, así como en la utilización de las tecnologías de información y comunicación para fortalecer la transparencia en la ejecución de las obras públicas, como ocurre en Perú”.

Colmenares Páramo explicó que en materia de obra pública, la ASF además de revisar su contratación y el cumplimiento de los objetivos y metas planteadas, debe determinar si produjo un cambio en el nivel de bienestar de sus beneficiarios, así como su impacto ambiental, regional y su valor público.

Financiamiento estratégico

Manifestó que los recursos públicos siempre son escasos, por lo que deben ser distribuidos estratégicamente, “no sólo debemos vigilar la asignación transparente y sin corrupción de contratos de obra pública, también es necesario evitar la construcción de obras que no se ocuparán y que no sean socialmente necesarias”.

Subrayó que los esfuerzos para fiscalizar y transparentar el desarrollo de infraestructura y obra pública no pueden limitarse al ámbito federal, es indispensable que la armonización legislativa a nivel local y que las buenas prácticas en materia de fiscalización sean adoptadas por las entidades fiscalizadoras locales.

“Espacios como este foro, que promueven el diálogo entre legisladores, funcionarios fiscales y la ASF nos permitirán la construcción de acuerdos, para que cada uno de nosotros y las instituciones que representamos, desde nuestros ámbitos de competencia, emprendamos acciones que fortalezcan las finanzas públicas, generar una mejor planeación del gasto público para que éste, debidamente fiscalizado, nos permita generar mejores oportunidades y brinde bienestar a todos los mexicanos".

Coordinación con la hacienda pública

Sotuvo que se deben de crear escenarios similares en donde puedan fortalecer esquemas de colaboración y coordinación en el campo de la hacienda pública, privilegiando sinergias positivas en procesos hacendarios coordinados, la reducción de costos de transacción para todo el sistema fiscal, además de elevar la calidad del ejercicio del gasto que permita maximizar su impacto en la economía y la sociedad.

“Dada la posición privilegiada de la ASF al tener una perspectiva de toda la operación del aparato gubernamental, en los tres órdenes de gobierno, considero que la fiscalización superior debe erigirse en un elemento que alimente con referencias técnicas sólidas y neutrales, los esfuerzos que se emprendan para establecer una nueva realidad hacendaria”.