Arde Salina Cruz

La quema de llantas hizo suponer a la ciudadanía que ya estaban siendo quemados los camiones

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Una fuerte psicosis se generó la mañana de ayer en esta ciudad y puerto, ante un posible enfrentamiento y quema de camiones de basura, por el conflicto de trabajadores sindicalizados con el gobierno municipal.

El ambiente de violencia obligó al cierre de los negocios, que se ubican en la avenida 5 de Mayo, a un costado del Palacio Municipal, donde integrantes del Sindicato de Empleados, Trabajadores y Similares del H Ayuntamiento de Salina Cruz (SETSHA) mantenían su plantón.

Grupos de sujetos con palos

El temor de los comerciantes se generó luego de que en la esquina de la calle Acapulco y la avenida 5 de Mayo se concentraron sujetos con el rostro cubierto y armados con palos.

Estos individuos tenían en su poder dos camiones de volteo que serían utilizados por personal de confianza del Ayuntamiento para la recolección de basura, los cuales fueron retenidos, vandalizados y amenazaban con quemar.

La amenaza no se cumplió. Pero sí quemaron llantas, lo que provocó una densa columna de humo negro, que hizo suponer a la ciudadanía el inicio de la quema de los camiones, pero el hecho no pasó a mayores.

Los embozados impedían a personas que pasaban por el lugar  la toma de fotografías o videos con celulares, e inclusive amenazaban con retirarles sus equipos a punta de golpes.

Cierre de comercios

En las puertas de algunos locales se pudieron apreciar anuncios en donde se indica el motivo del cierre. A la letra decían: “estimado cliente le informamos que debido a los actos que se han suscitado en estos días, no contaremos con servicio el día de hoy, por su comprensión le damos las gracias”. Inclusive la sucursal Salina Cruz de la cadena de tiendas Oxxo cerró sus cortinas.

Hasta el cierre de esta edición no se había reportado ningún robo o saqueo, las Policías Municipal y Estatal, así como elementos de la Marina, mantenían sus recorridos de vigilancia.

Sólo se podía apreciar la inquietud y zozobra de las personas que se atrevieron a acudir a los comercios a realizar compras, pese a que tuvieron que soportar la pestilencia de las toneladas de basura acumuladas en las principales calles del Centro de esta ciudad.

La acumulación de toneladas de basura provocó gran pestilencia, lo que enrareció aun más el ambiente