La reforma laboral, parteaguas para el país

Afirma presidente la JLCYA
Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

La reforma laboral aprobada recientemente por el Congreso de la Unión marcará un parteaguas en la historia del país, afirma el presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, Víctor Alberto Quiroz Arellanes.

Sostiene que la misma, busca la protección de los derechos de los trabajadores, pero también garantiza la protección jurídica de los empleadores.

Con la reforma -comenta-, todos los conflictos laborales van a pasar a los poderes judiciales de la federación y los estados, por lo tanto el Poder Judicial tendrá que crear tribunales laborales que atiendan la solución de estos conflictos y consecuentemente las juntas locales de Conciliación y Arbitraje dejarán de atender esta clase se asuntos. Obviamente esto dentro de los plazos que establece la propia reforma, que es de tres años.

“Es decir, de aquí a tres años las juntas locales continuarán conociendo de juicios y una vez que inicien su funcionamiento los tribunales laborales, la junta dejará de conocer de los mismos, pero continuará funcionando hasta concluir los juicios que tenga pendientes”.

Alto índice de conflictos

Quiroz Arellanes manifiesta que en Oaxaca existe un alto índice de conflictos laborales. En este momento la Junta Local de Conciliación y Arbitraje tiene un promedio de 7 mil 500 juicios en trámite en el estado, lo cual es un número bastante elevado.

“En este año estamos hablando de que hasta la fecha se han presentado 600 emplazamientos a huelga, entonces hay una intensidad de conflictos laborales muy significativa, pero evidentemente hemos tenido la fortuna de que se han ido atendiendo, de que se ha logrado evitar huelgas, porque finalmente la resolución de conflictos laborales representa una estabilidad y seguridad en el desarrollo económico del estado”.

El funcionario estatal expresa que la gran mayoría de los juicios se da por motivo de despidos injustificados, más del 80 por ciento de los casos presentados es por esa causa, “en los que evidentemente las partes involucradas se ven en una dinámica de aportar pruebas”.

Destaca que el aspecto más complejo son los emplazamientos a huelga, cuando organizaciones emplazan a huelga tanto a empresas de la iniciativa privada, instituciones gubernamentales e, incluso, centros académicos como la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), que es el caso más representativo.