Rechazan a nuevo ombudsman para Oaxaca; protestan

Protesta en la toma de posesión del nuevo titular de la DDHPO

El Bloque de Organizaciones Indígenas, Campesinas y Obreras (BOICO) cerró ayer los accesos a la sede de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y se manifestó durante la toma de posesión del nuevo titular, Bernardo Rodríguez Alamilla.

Durante la protesta, los manifestantes demandaron a Rodríguez Alamilla deslindarse del poder político y se comprometa a estar al servicio del pueblo.

Miguel Cruz Moreno, integrante de la Junta Organizadora del Consejo Indígena Popular de Oaxaca Ricardo Flores Magón (CIPO-RFM), uno de los organismos participantes en ese colectivo, informó que el BOICO demandó a Rodríguez Alamilla se desmarque del poder político, porque llega a la DDHPO por una “imposición” del Poder Ejecutivo y del Congreso del Estado.

“Es su prueba de fuego, queremos que se quite ese estigma”, asentó.

Aparte de esto, subrayó que el BOICO protestó para demandar también a Rodríguez Alamilla presionar a la administración estatal a dar cumplimiento de las recomendaciones emitidas en favor de activistas de organizaciones sociales.

Dentro de esto, demandó el acatamiento de la recomendación emitida en favor de Raúl Gatica Bautista, fundador del CIPO-RFM, para garantizar su regreso del exilio de más de 10 años en Canadá.

“Es que es necesario que sea inscrito en el padrón nacional de víctimas para que se inicie el proceso de regreso”, señaló.

Además, reclamó el cumplimiento de la recomendación para la liberación del “preso ecologista” de San Isidro Aloapan, Pablo López Alavés, detenido el 15 de agosto del 2010 por hombres encapuchados y armados en presencia de su familia sin presentar ninguna orden, para después ser procesado en el expediente penal 102/2007 por el delito de homicidio calificado con ventaja y tentativa de homicidio calificado con ventaja.

Subrayó que López Alavés, un indígena zapoteco, se había distinguido en la defensa del bosque de su comunidad, para evitar invasiones y la explotación ilegal de talamontes de San Miguel Aloapan.

Aparte de esto, exigió el acatamiento de la recomendación para una propuesta de conciliación entre la Secretaría de Seguridad Pública y tres activistas del CIPO-RFM y la aplicación de medidas cautelares para otros integrantes de esa organización, entre otras.

Cruz Moreno dijo que el BOICO se volverá a manifestar en las afueras de la DDHPO hasta lograr una mesa de diálogo con Rodríguez Alamilla y sean atendidos sus reclamos.