Recuperan las Fiscalías el área protegida en Cañón del Sumidero

Se trata de 21 hectáreas que permanecían ocupadas de manera ilegal por un grupo de personas desde 2010. El delegado de la FGR, Alejandro Vila Chávez, advirtió que la invasión a cualquier reserva federal se considera delito ambiental.

Derivado de los acuerdos de la Mesa de Seguridad Estatal que encabeza todos los días el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, esta mañana fuerzas de seguridad federal, estatal y municipal coordinaron y ejecutaron un operativo pacífico de desalojo de 21 hectáreas en el Parque Nacional Cañón del Sumidero que permanecía invadido por un grupo de personas desde 2010, informó el fiscal general Jorge Luis Llaven Abarca.


Señaló que en este operativo participaron más de mil 100 elementos de la Fiscalía General de la República, Ejército Mexicano, Policía Federal, Fiscalía General del Estado, Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Policía Municipal del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez y brigadistas comunitarios de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.


El responsable de la procuración de justicia en Chiapas detalló que las áreas desalojadas eran conocidas como La Fortuna, Las Granjas I y Ampliación Los Limones, las cuales estaban ocupadas por 150 familias con igual número de casas hechas con madera, lámina y cartón (120) y concreto (10).


Llaven Abarca recordó que el 8 de diciembre de 1980, mediante Decreto Presidencial de carácter expropiatorio publicado en el Diario Oficial de la Federación, se declaró Parque Nacional “Cañón del Sumidero”, con una superficie de 217 millones 894 mil 190 metros cuadrados, ubicado en los municipios de Tuxtla Gutiérrez, Soyaló, Osumacinta, San Fernando y Chiapa de Corzo, por ser uno de los lugares que cuenta con mayor belleza natural imponente en el país, el cual reúne condiciones por su vegetación, fauna y flora silvestre, clima, topografía y el alto valor geológico que representa.
“Actualmente se encuentran 91 colonias (2 mil 944 hectáreas) en proceso de desincorporación del Parque Nacional Cañón del Sumidero para su regularización, de ellas, 72 colonias son de Tuxtla Gutiérrez y 19 de Chiapa de Corzo”, explicó.


Añadió que este parque natural beneficia a Tuxtla Gutiérrez con 40 por ciento de agua potable, además de que ayuda a la mitigación al cambio climático y fomenta el turismo nacional e internacional.


“Desde 2010 a la fecha, diversos grupos de personas comenzaron a asentarse de manera ilícita en sitios propiedad de la Federación que constituyen el Parque Nacional Cañón del Sumidero, afectando 48 hectáreas, entre ellas las colonias irregulares denominadas La Fortuna, Las Granjas I y Ampliación los Limones, las cuales hoy fueron desalojadas”, puntualizó.


Además, detalló que hasta el momento 120 personas han sido vinculadas a proceso y mil 816 hectáreas recuperadas durante los operativos de desalojo en los municipios de Tuxtla Gutiérrez, Berriozábal, Jiquipilas y Ocozocoautla.


Llaven Abarca subrayó que la estrategia de restitución de predios invadidos continuará en Chiapas, a petición de la ciudadanía y de la mesa de seguridad estatal que todos los días encabeza el gobernador Rutilio Escandón Cadenas en Palacio de Gobierno.


Por su parte, el delegado de la Fiscalía General de la República, Alejandro Vila Chávez, indicó que la invasión a cualquier reserva federal se considera delito ambiental previsto y sancionado por el Código Penal Federal y por la Ley General de Bienes Nacionales.


Finalmente, dio a conocer que elementos de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), así como peritos y ministerios públicos de la federación permanecen en el lugar restituido para la continuación de las diligencias, con el fin de deslindar responsabilidades.


INTERVIENEN 1,100 ELEMENTOS


En el operativo intervinieron más de mil 100 elementos, entre personal de la FGR, encabezado por el Ministerio Público Federal (MPF) y la Policía Federal Ministerial (PFM), así como de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, particularmente de la Policía Federal (PF), además de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la Fiscalía General del Estado (FGE).


El dispositivo, en el que también participaron elementos del Centro Nacional de Inteligencia, la Secretaría de Protección Civil y el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, tuvo lugar en los predios “La Fortuna”, “Las Granjas I” y Ampliación Los Limones, ubicados al interior de la reserva federal.


Se contó con la presencia de observadores de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y un Notario Público durante el operativo, que se llevó a cabo sin enfrentamientos, ni incidentes, bajo un estricto respeto a los derechos humanos y se mantuvo diálogo pleno con el grupo asentado, que accedió voluntariamente a desocupar el predio.


Tras poner a salvo a las personas que se encontraban en la reserva natural, de inmediato personal de la CONANP procedió a desmantelar las 130 viviendas construidas de diferentes materiales, en un diámetro de 21 hectáreas.


La invasión a una reserva federal se considera un delito ambiental previsto y sancionado por el Código Penal Federal y por la Ley General de Bienes Nacionales.

#cañon#gobierno#rutilio