San Pablo Güilá: de paraíso a basurero

ArchivoArchivo

Así lucía hasta hace no mucho el paraje Las Salinas, de San Pablo Güilá

SAN PABLO GÜILÁ, Santiago Matatlán, Oaxaca.- En medio de los conflictos que vive esta comunidad, la gran perdedora es la naturaleza; mientras se defienden de la invasión minera para evitar daños ambientales a su comunidad, los pobladores no pueden detener el deterioro de lo que es uno de los parajes naturales que hay en la zona con mayor potencial turístico: Las Salinas.

Temor para hablar

La llegada hasta el espacio donde el agua sulfurosa y las rocas son el mayor atractivo, no es difícil; en realidad, la cercanía con la capital es un valor agregado que tiene; sin embargo, luce abandonado y sucio.

El silencio es el común denominador entre la gente del lugar; temen que las autoridades les reprendan por hacerlo; sin embargo, algunos no dejan de reconocer que Las Salinas están en situación crítica.

“Pero no digas mi nombre, no quiero problemas; aquí estaba bien bonito, pero ve ahora cómo está, ni siquiera un perro hay para que cuide; yo digo que el pueblo podría ganar mucho si viene el turismo como en Hierve el Agua”, dijo un habitante del lugar.

Y es que aún cuando no tiene las dimensiones del sitio perteneciente a Albarradas, Las Salinas es un lugar que ofrecería una estancia agradable para las familias.

En ese sentido, el testimonio afirmó que hubo un tiempo que llegaba gente de otros lugares, que el agua de las albercas estaba cristalina y que las familias, tanto del lugar como de otras comunidades cercanas, solían disfrutarlas.

Alegan atentado a su entorno por parte de la minera, pero descuidan sus parajes naturales. FOTO: Jesús Santiago

“Ahora da tristeza y miedo, mire qué solito está y lo sucio y descuidado; a veces vienen los del Comisariado Ejidal a limpiar, pero de nada sirve porque luego sigue igual. Lo malo es que aquí mismo provocamos el daño”, expresó.

Cierto, lo solitario del área provoca desconfianza; ni qué decir de las condiciones insalubres en que están las albercas que hasta no hace mucho eran suministradas por agua que corría desde los ojos de agua que hoy lucen secos y con basura.

Centro de reunión para bebedores

En la entrada del lugar, se ubica una parada para el transporte público y junto, las instalaciones del Colegio de Bachilleres; algunas personas que caminan por el área, manifestaron que actualmente el lugar está convertido en una cantina.

“Sí da pena ver que llegan personas que se meten a tomar y da más tentación porque está muy cerca el COBAO; un día puede ocurrir algún accidente de los chamacos o pasarle algo a las niñas y nadie se va a dar cuenta”, dijo Estela, oriunda de esta población y quien continuamente espera su transporte en esa área.

Recordó que hace un par de años, aún se veía cómo, a pesar de no contar con apoyos del gobierno para promover el lugar como un espacio de recreación y como atractivo natural, se hacían esfuerzos de los pobladores de Güilá para protegerlo.

“Antes veías a algunos jóvenes intentando que Las Salinas se hicieran famosas como Hierve el Agua; tiene todo para lograrlo y apenas hace poco hicieron unos eventos, creo que fue en Semana Santa; ignoro por qué, si lo ocupan, de repente lo descuiden tanto”, comentó Estela.

Autoridades se niegan a hablar

En el afán de conocer el motivo que generó el lamentable deterioro de Las Salinas, Noticias Voz e Imagen buscó a la autoridad ejidal, que se negó rotundamente a informar al respecto.

“Tenemos problemas y ya no queremos que el pueblo se enoje, primero vamos a hacer una asamblea para que autoricen que le informemos, por el conflicto que hay; pero sí hicimos un evento hace 20 días y cambiamos el agua de las albercas”, comentaron los integrantes del Comisariado.

En voz de una persona de nombre Dominga, que trabaja con ellos, explicaron que por el conflicto agrario no pueden bajar recursos para la comunidad; sin embargo, aseguró que existe un proyecto para impulsar a Las Salinas como destino turístico.

“Vamos a consultar en asamblea si podemos darles información, pero por el momento solo podemos decir que estamos en espera de un dictamen para ya dar paso a los trabajos que tengan que hacerse”, puntualizó.