A 266 años del natalicio de Miguel Hidalgo y Costilla: el Padre de la Patria

Este miércoles 8 de mayo se cumplen 266 años del natalicio de Miguel Hidalgo y Costilla, líder de la Guerra de Independencia en México y considerado “Padre de la Patria“.

Bautizado como Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor, el cura nació en el municipio de Pénjamo y desde joven destacó por su conocimiento, siendo maestro de Filosofía y Teología a los 17 años.

Cabe destacar que además de esto tenía facilidad para los idiomas, dominando el español, francés y el latín, así como las lenguas otomí, maya y purépecha, aprendida gracias a los indígenas que trabajaban para su familia.

Hidalgo se volvió un personaje principal en la política de la Nueva España al unirse a la Conspiración de Querétaro, que planeaba gobernar el virreinato a nombre del rey Fernando VII. El movimiento fue descubierto en octubre, por lo que la madrugada del 16 de septiembre realizó el Grito de Dolores.

 

 

Miguel Hidalgo, junto a Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Abasolo abanderó entonces al Ejército Insurgente en los primeros años de la Guerra de Independencia, logrando importantes victorias en el bajío, como con la toma de la Alhóndiga de Granaditas o la Batalla del Monte de las Cruces.

 

 

Sin embargo, el propio Miguel Hidalgo evitó que los rebeldes capitalizaran los triunfos  al negarse a marchar hacia la Ciudad de México, lo que pudo haber terminado la guerra en octubre de 1810. La decisión llevó además a la separación del grupo.

Tras esta decisión, los Insurgentes comenzaron a ser derrotados por Félix María Calleja, por lo cual tras la batalla del Puente de Calderón los líderes del movimiento Insurgente fueron forzados a huir.

La suerte de Hidalgo no mejoró, siendo capturado por los españoles en los límites entre Coahuila y Texas, ambos parte de Nueva España, siendo despojado de su investidura clerical y fusilado el 30 de julio de 1811.

Tras la muerte de los conspiradores de Querétaro, el movimiento independentista pasó a manos de José María Morelos e Ignacio López Rayón, dando comienzo a la segunda etapa de la guerra.

Desde 1925 los restos de Miguel Hidalgo y Costilla descansan en el Ángel de la Independencia.