Exigen justicia en la Estela de Luz

La placa fue colocada en la Ciudad de México

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- En el marco del noveno aniversario luctuoso de Bety Cariño Trujillo y Jyri Antero Jaakkola, defensores de derechos humanos asesinados en la Mixteca oaxaqueña el 27 de abril del 2010, familiares y amigos colocaron una placa conmemorativa en la Ciudad de México, en su memoria, al ser víctimas de la violencia en México.

Omar Esparza Zárate, viudo de Bety Cariño, dijo que esta placa se colocó en la Estela de Luz en la Ciudad de México, monumento que es considerado por las organizaciones sociales y defensores de derechos humanos como “El Monumento de la Corrupción”, el cual se construyó en el sexenio de Felipe de Jesús Calderón Hinojosa.

Esparza Zárate agregó que “simbólicamente se instaló una placa sobre las víctimas del país, y es que este monumento ha sido considerado por las víctimas de la violencia como el monumento de la corrupción que era la estafa de luz, en donde los familiares de las víctimas y los integrantes del Movimiento por la Paz y la Justicia han estado colocando las placas de sus familiares que han sido víctimas de la inseguridad, por eso esta es una forma de exigir justicia”.

Indicó que a nueve años de la muerte violenta de Bety Cariño y Jyri Antero Jaakkola, no hay interés de las autoridades para poder resolver los asesinatos, por lo que están solicitando una audiencia con el Fiscal General del Estado de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, y que se dé un informe detallado sobre cuáles son los avances de las investigaciones respecto a este tema, pues se han detectado muchas inconsistencias.

Afirmó que “nos ha buscado el Fiscal de Transcendencia Social, no el de Delitos de Alto Impacto y en eso estamos, tal vez se dé un diálogo con la Secretaría de Gobernación; pero hasta ahora no tenemos nada, queremos referir que desde el mes de noviembre hemos estado buscando el acercamiento con otras instancias y tampoco hemos tenido respuesta”.

Dijo que existe la necesidad de poderse sentar a dialogar con el gobierno de la República y no permitir que se sigan cometiendo más injusticias en este tema, porque temen que este caso quede en el olvido.

Indicó que están en la mejor disposición de trasladarse hasta la Ciudad de México y poder ser escuchados por el gobierno federal, ya que ven la urgencia de exigir justicia y que este caso no quede impune.