Tlacolulokos conquistan calles francesas

Para la inauguración del mural se contó con la participación de la Banda de Música Guelaguetza.

El mural inaugurado sobre un edificio en el residencial “Hoover” en Lille, Francia -frente al metro Grand Palais-, es obra del colectivo oaxaqueño Los Tlacolulokos, integrado por Darío Canul (1984), Cosijoesa Cernas (1992) y Eleazar Machucho (1993). Este mural es resultado de una invitación a los artistas a la Bienal Internacional de Arte Mural (BIAM4) en su cuarta edición, que se celebra del 8 de abril al 8 de junio de 2019.

Los Tlacolulokos son un grupo de formación autodidacta. Este colectivo explora diferentes soportes y técnicas que van desde el graffiti, la pintura de caballete, la gráfica y el objeto, hasta el video y el sonido; su obra fue inaugurada en presencia de la Alcalde, Martine Aubry y el Presidente del Festival Lille3000, Iván Renar.

La BIAM4 es organizada por el Collectif Renart que como ellos lo explican en su página web, “el arte callejero se ha convertido en una necesidad en la región de Hauts-de-France” que contempla Lille, Hellemmes, Lomme, Lompret, Villeneuve d'Ascq, Saint-André-lez-Lille, Denain y Wavrechain-sous-Denain.

Este año, en asociación con el festival Lille3000, participan en esta bienal 30 artistas, entre los que destacan: Spaik, Cix & Duek Glez (México), María Isabel Rueda (Colombia), JADE (Perú), Jean Faucheur, POES & JO VER, The Dude Company Official (Francia), Wanderlust France (Francia-Bélgica), Alegria del Prado (España-México) y los Tlacolulokos (Oaxaca) que fueron reconocidos como parte del programa El Dorado.

La titular de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta), Adriana Aguilar Escobar, publicó en su cuenta de Facebook: “Hoy 6 pm se inaugura este mural pintado por Los Tlacolulokos. Ellos utilizan pintura de brocha. En un barrio de clase media, hubo un encuentro entre la gente del barrio y los artistas, se intercambiaron opiniones. La gente amó el resultado”.

En su narrativa explicó: “La chica pintada le está leyendo un libro a una niña, le está contando la historia de nuestros muertos. El concepto es que México le está compartiendo a Francia estas ideas”.