Concluyen raquetazos en Huatulco

Andrea Martínez se coronó en el Grado 2 rumbo a su participación en la Olimpiada Nacional 2019.

Con la ceremonia de premiación a campeones y finalistas del torneo infantil y juvenil Grado 2, así de la XV Copa Tangolunda, concluyeron ambos certámenes tenísticos que se celebraron en las Bahías de Huatulco.

La entrega de premios se llevó a cabo, como es costumbre, en la siempre especial cena de gala a la orilla del mar y bajo el oleaje, el verde del jardín, de las palmeras, en una noche calurosa ante la región sede y de la camaradería de la familia del denominado “deporte blanco”.

Por supuesto, esta ceremonia fue presidida y amenizada por el siempre entusiasta presidente de la Asociación de Tenistas del Estado de Oaxaca (ATEO), Adolfo Martínez Barragán, acompañado de patrocinadores y raquetistas que contribuyen para que este torneo siga siendo toda una tradición en Bahías de Huatulco.

En la XV Copa Tangolunda se premió con una bolsa de 65 mil pesos en efectivo mientras en el torneo Grado 2 con trofeos a los monarcas y subcampeones.

Por cierto, el campeón de la máxima categoría (A varonil) de la Copa Tangolunda fue Alonso Cruz, quien derrotó en la final a Jesús Cruz en dos sets, por parciales de 6-3, 6-4. Mientras en la rama femenil, Adriana Carriedo hizo efectivos los pronósticos y se coronó al ganar sus cuatro compromisos del round robin.

El subcampeonato en mujeres fue para Camila Heredia.

En tanto, en el Nacional Grado 2, Oaxaca conquistó cuatro categorías, con Matías Cruz en 10 años y menores varonil; Andrea Martínez Garrido, en 14 años y menores femenil; así como con Camila Heredia y José Fernando Martínez, en la división 16 años y menores, en mujeres y hombres, respectivamente.

Los raquetistas oaxaqueños también consiguieron cuatro subcampeonatos.

Chiapas consiguió un título con Edith Fregoso en 10 años varonil. Veracruz dominó la 12 ños y menores en ambas ramas, con Hanne y Paolo Estrada. Y la Ciudad de México obtuvo una corona en la división 14 años y menores, donde el capitalino Emiliano Pedrero doblegó en la final nada menos que al oaxaqueño José Carlos Portillo.

En la XV Copa Tangolunda el campeón de la A varonil se hizo acreedor a 5 mil pesos y el finalista, a 3 mil. Mientras en el resto de divisiones los monarcas recibieron éste último monto y los subcampeones, 2 mil pesos.

Monarcas y finalistas también recibieron cartas de noches gratis en el Hotel Las Brisas, sede de la contienda.