Mueren 41 personas en aterrizaje forzoso en Moscú

Cuarenta y una personas, entre ellas al menos dos niños, murieron el domingo en el aterrizaje de emergencia de un avión de la compañía aérea rusa Aeroflot, que ardió con 78 personas a bordo en el aeropuerto moscovita Sheremetievo.

"Según la información actualizada que se tiene hasta el momento, 37 personas sobrevivieron", dijo el Comité de Investigación en un comunicado.

Una portavoz de dicho Comité (que es el organismo encargado de las grandes investigaciones en Rusia) Elena Markovskaya, confirmó después de forma explícita a los periodistas que el balance era de 41 muertos.

El cómputo anterior era de 13 muertos, incluidos dos niños, pero las impresionantes imágenes del Sukhoi modelo Superjet 100 en llamas hacían presagiar un balance peor.

El avión Sukhoi había despegado poco después de las 15h00 GMT de ese mismo aeropuerto rumbo a Múrsmank, en el extremo norte ruso, pero a los pocos minutos declaró una emergencia y aterrizó en un segundo intento casi media hora después de su despegue.

Las primeras fuentes señalaron que el incendio se declaró a bordo, pero en un video publicado varias horas después del accidente se ve cómo el aparato toca la pista del aeródromo y rebota antes de incendiarse.

Justo después del aterrizaje, los pasajeros fueron evacuados por toboganes de la parte delantera del avión mientras las llamas lo devoraban a gran velocidad, con enormes columnas de humo negro elevándose en el aire.

En otros videos de aficionados se ve a los pasajeros corriendo por la pista del aeropuerto para alejarse del aparato. Otras imágenes filmadas en el interior de la carlinga muestran un motor en llamas mientras se escuchan gritos de terror.

"El vuelo Su-1492 despegó, como estaba previsto, a las 18H02 (15H02 GMT). Tras el despegue, la tripulación señaló una anomalía y tomó la decisión de regresar al aeropuerto de salida", indicó el aeródromo en un comunicado.

"A las 18H30 el aparato realizó un aterrizaje de emergencia, tras lo cual se declaró el incendio", añade el texto.

El Sukhoi Superjet 100 "envió una señal de emergencia poco después del despegue. Hizo un primer intento fallido de aterrizaje de emergencia y luego, en el segundo, golpeó el piso con el fuselaje", relató por su parte una fuente aeroportuaria citada por la agencia Interfax.