Se desintegra el Consejo Ciudadano de Tehuantepec

Angel MendozaAngel Mendoza

El Consejo Ciudadano Tehuantepecano por la Paz y la Estabilidad Social del Istmo, no pudo cumplir su misión

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- Debido a la mala imagen que dejaron quienes integraban el denominado “Consejo Ciudadano Tehuantepecano por la Paz y la Estabilidad Social del Istmo”, esta instancia terminó por desintegrarse.

Nunca hubo coordinación para coadyuvar en las soluciones de los diversos conflictos sociales que afectan al municipio tehuano. 

El Consejo se desintegró por la falta de interés de sus miembros.

No demostró su participación en el análisis y la atención de los problemas cotidianos que atañen a los ciudadanos. Además, algunos de sus integrantes fueron calificados como "agitadores sociales".

En febrero de este año se conformó este órgano con 15 miembros de la sociedad civil, entre profesionistas y representantes empresariales, de organizaciones de mototaxistas y taxistas, entre otros.

Consejero termina bloqueando carreteras

Se dijo que servirían como auxiliares en la solución de los problemas que aquejan al municipio tehuano, el más común, el de los bloqueos carreteros.

La integración del Consejo fue iniciativa del sector empresarial, pero en su conformación participaron líderes de organizaciones sociales que, en su momento, encabezaron también una serie de manifestaciones y actos de presión, como Luciano Pacheco, representante de una organización de taxistas.

La integración del consejo surgió a partir de un encuentro de ciudadanos donde se propusieron estrategias para erradicar las prácticas que impiden el crecimiento del municipio en todos sus aspectos.

La propuesta surgió de una necesidad ciudadana por contar con un espacio de expresión y acción para encabezar un movimiento que erradicara y transformara todas las viejas prácticas que aquejan a Tehuantepec.

Todo fue una 'faramalla'

El empresario Abimael Olivera, quien integró este consejo, expresó que todo fue una “faramalla”.

No hubo seguimiento al proyecto y en su interior nunca se ratificó el nombramiento del representante, ya que de manera provisional el cargo recayó en Remedios Molina, mientras se nombraba a un presidente.

Como organización social, este Consejo buscaba ser plural e incluyente, ya que se considera que uno de los temas que más afecta a Tehuantepec son los cierres de las carreteras.

Pero todo quedó sólo en una foto.