Con Peña, 39 periodistas atacados en Oaxaca

Oaxaca, la quinta entidad más peligros en el país para ejercer el periodismo

La administración del presidente priista Enrique Peña Nieto fue la más atroz para el periodismo en el país. A lo largo de su sexenio se cometieron 47 asesinatos, 4 desapariciones y un total de 2 mil 502 agresiones; en Oaxaca se registraron 39 ataques,  señala el informe Ni borrón ni cuenta nueva, de la organización Article 19.

Manifiesta que la organización documentó 544 agresiones a periodistas vinculadas con su labor durante 2018. Resaltan de éstas, 9 homicidios contra periodistas y 2 más contra voceadores de distintos medios. Asimismo, de éstas, 28 ocurrieron en el primer mes del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, incluyendo el asesinato del periodista Alejandro Márquez en Nayarit.

Subraya que Article 19 documentó que las entidades federativas con mayor número de agresiones fueron Veracruz, con 57 agresiones; Coahuila, 47; Puebla, 45; Ciudad de México, 40, y Oaxaca, con 39.

“Si bien muchas de éstas entidades encabezaron la lista de los estados a lista de los estados más violentos para la prensa entre 2012 y 2017, a lo largo de 2018 la violencia contra la prensa se desató en regiones en los que no se había presentado con tanta intensidad en años anteriores, como Quintana Roo, con 26; Guanajuato, con 25; Campeche, con 22; Baja California, con 20 y Jalisco, también con 20.

Agresiones a mujeres

Asevera que por otro lado, durante este año, el aumento a agresiones a mujeres periodistas siguió al alza. Mientras que en 2012 -el inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto- se documentaron 32 agresiones contra ellas, para 2017 se documentaron 130 y en 2018, 164.

De estas 164, se documentaron 13 ataques con connotación de género y 10 con un componente sexual. Es decir, de 2012 a 2018 hubo un incremento de 512 por ciento en los casos que Article 19 registró sobre violencia ejercida contra mujeres periodistas durante ese sexenio.

Manifiesta que es importante insistir en que los principales agresores contra la prensa continúan siendo los servidores públicos. De la totalidad de 544 agresiones, 230 fueron cometidas por funcionarios, lo cual representa el 42.2 por ciento del total.

De éstas, el mayor número de agresiones estuvo encabezado por autoridades estatales, con un total de 95, seguidas por autoridades municipales, de quienes se registraron 92 agresiones y, finalmente, las federales, con un total de 43 agresiones documentadas.

Asimismo, en 116 casos el agresor no pudo ser identificado; en 86 agresiones sabemos que el perpetrador era integrante de un partido político. Los ciudadanos particulares que agredieron a la prensa sumaron 84 y sólo en 28 ataques se sabe que el agresor era miembro de la delincuencia organizada.