20 años con Bob Esponja

Odiado por muchos, amado por millones, Bob Esponja y todos los habitantes de Fondo de Bikini están festejando 20 años de haber transmitido su primer capítulo por la señal de Nickelodeon. Así es, el 1° de mayo, pero de 1999, el canal infantil presentó la que sería la punta de lanza de su nueva generación de series animadas, protagonizada por una esponja que vive en una piña debajo del mar.

 

 

La serie fue creada por Stephen Hillenburg, quien anteriormente había trabajado en La Vida Moderna de Rocko, del mismo canal de televisión.

 

 

Esto es un tanto curioso, pues aunque él tenía amplió conocimiento del mundo de la animación; su verdadera carrera era la de biólogo marino.

 

 

De ahí que tomara el mundo de las profundidades del mar para desarrollar todo este universo de personajes y situaciones.

Como es bien sabido, la historia no es nada complicada; presenta a Bob Esponja, un entusiasta, inocente y un poco molesto personaje; quien cuenta con varios amigos con los que vive diversas aventuras, como la estrella de mar Patricio, el enojón Calamardo, el avaro Don Cangrejo, la inteligente y fuerte Arenita, y el malvado Plancton, el cual está obsesionado con obtener la fórmula de la Cangreburger.

 

 

Los capítulos son autoconclusivos y pocas veces exploran tramas intrincadas, aunque eso no ha impedido que varios tengan sus episodios favoritos o icónicos.

 

Bob Esponja ya es parte de la cultura contemporanea


Aunque se le ha acusado de ser una animación con un personaje demasiado molesto e incluso tonto; en sus 20 años ha logrado cautivar a un gran porcentaje de la población, integrándose de manera profunda dentro de la cultura contemporanea.

Tanto así que cuenta con varias participaciones de varias personalidades, tal es el caso de Metallica, Motorhead, Pantera, David Bowie y David Hasselhoff.

 

 

Su popularidad se debe a que es capaz de atraer a niños y adultos, pues aunque las tramas sean simples y los colores brillantes, llega a tener varias referencias o chistes que sólo una persona mayor de edad podría entender, de la misma manera que hicieran Los Simpson en los 80, aunque Bob Esponja sí está pensada para menores de edad, no como la familia amarilla.

 

 

Asimismo, la criticada personalidad infantil de Patricio y Bob ha sido elogiada por estudiosos de los fenómenos culturales; siendo representación de la jovialidad que el humano nunca debería de perder; pues aunque la Esponja es un hombre adulto con responsabilidades (mismas que cumple cabalmente), prácticamente nunca pierde su sonrisa y vive totalmente despreocupado; contrario a otros personajes como Don Cangrejo, Plancton o Calamardo, que representan al adulto de manera negativa el cual está ensimismado entendiendo su valor y amor propio a través del dinero, la fama o la conquista.