Oaxaca: precariedad laboral y mal pago

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Condiciones de trabajo inadecuadas, extenuante jornada laboral y bajos salarios

Oaxaca es una de las tres entidades del país con el mayor porcentaje de población laboral en condiciones críticas, es decir que trabajan menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, o más de 35 horas con ingresos mensuales menores al salario mínimo; así como las que trabajan más de 48 horas a la semana con ingresos de “hasta” dos salarios mínimos”.

Mónica forma parte de este universo en donde el sueldo que percibe le es insuficiente para cubrir todas sus necesidades a pesar de las horas que trabaja para sostener los gastos de su hogar.

Ella labora de lunes a viernes de 9:00 a 19:30 horas con una hora para comer, mientras que los sábados acude de 9:00 a 14:30 horas, por un pago mensual de seis mil pesos.

“Pŕacticamente vivo en el trabajo, pero eso no es lo negativo del tema sino que el sueldo es mínimo en comparación con todo el tiempo que le dedico”, señaló.

La razón por la que continúa en ese empleo, señala, es porque las ofertas laborales son mínimas y pocas son las que ofrecen prestaciones de ley.

Otras entidades del país que también presentan tasa alta de población laboral en condiciones críticas son Chiapas con un 40.2 por ciento, Tlaxcala con 25.1 por ciento y Campeche con 22.7 por ciento igual que Oaxaca, señalan cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del cuarto trimestre del 2018.

Las mismas cifras señalan que 327 mil 711 personas no reciben remuneración por el trabajo que desempeñan; 516 mil 031 reciben menos de un salario mínimo; 408 mil 900 de 1 a 2 salarios mínimos 287 mil 879 de 2 a 5 salarios mínimos; 22 mil 578 más de 5 a 10 salarios mínimos; 6 mil 72 más de 10 salarios mínimos; y en 162 mil 775 no especificaron.

El estudio, Pobreza y movilidad laboral en el estado de Oaxaca, realizado por la economista y catedrática de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), Ana Luz Ramos Soto y el economista Oscar Espinosa López señala que las condiciones laborales precarias a las que se enfrentan las personas, repercute importantemente en los niveles de bienestar tanto personales como de familia.

A ello hay que agregar que los salarios que se ofertan son precarios y además tienen pocas posibilidades de obtener algún tipo de escalafón.

Esta situación orilla a las y los trabajadores a ubicarse en un empleo diferente al deseado o generar estrategias laborales, ya sea creando su propio empleo o en el subempleo en otras actividades lo que genera una movilidad laboral.