Épica coronación en el Torneo Interclubes

Julio Sánchez LeónJulio Sánchez León

Raquetistas del club campeón, quienes aportaron su punto en su respectivo turno a lo largo de las tres fechas celebradas.

Fue un final épico…

En un duelazo de alarido de 2 horas y 10 minutos, correspondiente a la máxima categoría (A), el Club de Tenis Brenamiel se erigió campeón del circuito estatal Torneo Interclubes 2019, haciendo valer su patio, que fue sede de la última de las tres fechas del campeonato avalado por la Asociación de Tenistas del Estado de Oaxaca (ATEO).

Al efectuarse ayer este partido que se encontraba pendiente y que definía el título luego de que terminaran empatados a 40 puntos hace aproximadamente un mes, la dupla conformada por Julio Castilla y Aurelio Martínez, de Brenamiel, superó al binomio compuesto por Alonso Cruz y Alan Mondragón, del Deportivo Oaxaca.

La definición fue en dos sets, ambos en muerte súbita, 7-6, 7-6.

Así, Brenamiel levantó la Copa del Interclubes con un total de 41 puntos mientras como subcampeón culmina el Deportivo Oaxaca. 

Cabe mencionar que los otros dos equipos participantes en este circuito 2019 fueron Sport City y el Centro Tenístico Popular de las Riberas del Atoyac.

Ayer, ante el buen nivel de juego que caracteriza a los jugadores que encabezaban la pareja de cada club, Aurelio Martínez y Alonso Cruz, comunidad de ambos centros tenísticos se dieron cita en Brenamiel para presenciar las hostilidades, y los protagonistas del cotejo en la cancha no decepcionaron.

Se vivió un partido emocionante de principio a fin, lleno de suspenso, en el cual Julio Castilla sorprendió y dio muestra del por qué en marzo pasado en la etapa regional (prenacional) obtuvo su boleto para representar a la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) en Universiada Nacional, en próximos días.

Luego de ganar el primer set 7-6, en el segundo, cuando parecía que la dupla Alonso Cruz y Alan Mondragón conseguirían forzar a un tercer capítulo, Castilla lució certero en sus golpes y con saques cargados de una mágica curva, para logró mantener el juego y una leve ventaja que representaba un hondo suspiro.

Por cierto, con el empate a dos, luego de la marcación de un doble golpe, Alonso Cruz descargó un potente remate en el que Aurelio Martínez mostró reflejos y alcanzó a agacharse para que la bola picara fuera.

A partir de ese momento retomaron la ventaja y no volverían a estar abajo en la muerte súbita.

En el match point, luego de un rally de casi 20 golpes en el que la pelota era paseada de un extremo a otro de la cancha, Aurelio Martínez terminó sacando la experiencia y definió con un potente remate, provocando la algarabía de la porral local.

Y por supuesto, la pareja ganadora celebró de igual forma, y Brenamiel se erige campeón por vez primera en las cinco ediciones que suma el torneo.

Al término de dicho duelazo, el presidente de la ATEO, Adolfo Martínez Barragán, acompañado de los capitanes de Brenamiel, Leonardo Cruz y del Deportivo Oaxaca, Gerardo Flores, hizo entrega de la Copa de campeones y de medallas a cada uno de los jugadores del equipo.