Maquilladita a Oaxaca en su 487 Aniversario

ArchivoArchivo

Oaxaca de Juárez llega a su 487 Aniversario, presa del ambulantaje

Como a cualquier festejada, este día a Oaxaca de Juárez le darán una maquilladita en el rostro, aunque en el resto de ella las cosas no sean precisamente las mejores, comenta Ranulfo Gutiérrez, habitante de la capital.

Y es que hoy, la ciudad cumple 487 años de ser erigida a ese rango, por lo que habrá festejos y conciertos a pesar del rezago que existe en las 13 agencias municipales y de policía, y sus más de 300 colonias. Para Ranulfo, en vez de festejos debería haber obras de alto impacto social.

La muy noble y leal ciudad de Antequera, fundada en 1532, no está en condiciones de festejar, opina Jesús Navarro, vecino de Cinco Señores, quien además, asevera que al menos deberían innovar los festejos.

“Cada año es lo mismo, lo único diferente es el concierto que anuncian; la ciudad no está en la mejor de sus épocas, a tantos años de su fundación debería estar más cuidada, pero para donde voltees hay un problema de inseguridad, de carencia de servicios u obras”, comentó.

Además, expuso que Oaxaca está herida ante la enorme corrupción que la ha mantenido en el retraso de muchos años.

“¿Cómo atreverse a festejar a la ciudad cuando esta se ahoga entre el desorden, el caos vial, manifestaciones y olvido de las instituciones responsables de mejorar su infraestructura?; por eso estamos como estamos, eso de pagar a un cantante en vez de usar ese dinero en por lo menos una pavimentación, es de verdad no tener idea de lo que sucede en la ciudad que se gobierna”, manifestó.

En peligro, atractivos

Para Adelfo Zúñiga, de oficio taxista, la conmemoración es un acto que no debe obviarse, como parte de los protocolos que debe cumplir la autoridad, pero nada más; lo que a su juicio debe hacerse, es procurar que no se ponga en peligro lo que hasta hoy es atractivo para el turismo.

“Con los problemas que tenemos, ¿para qué gastar en banalidades?, como dicen por ahí al pueblo pan y circo. ¡No!, al contrario, nos haría feliz ver que se ponen a trabajar, mínimo a llenar baches, imaginen qué piensa el turismo que observa cómo están las calles todas llenas de hoyos, eso daña la imagen”, indicó.

Objetó la decisión del gobierno citadino por conmemorar el 487 Aniversario de Oaxaca, en medio de un parque que años atrás se podía disfrutar en su esplendor y que hoy está lleno de ambulantes.

“Nosotros somos de los más afectados por las condiciones en las calles, incluso en la zona centro hay algunas que están muy mal, no se diga en las colonias; luego hacen un concierto en medio de tanto chachacual, ya ni la amuelan; no es con fiesta como se le homenajea a la ciudad, sino con hechos que la dignifiquen”, expuso el ruletero.

Hay quienes sí quieren pachanga

Lucina es fiel admiradora de Cristian Castro; ella y sus amigas ya están dispuestas a acudir al concierto; como toda fan, dejará lo que tiene que hacer para desde temprana hora apartar lugar; pero ello no impide que muestre su inconformidad por las condiciones en que se encuentra la ciudad.

“La capital es muy bonita y estamos acabando con ella; aunque me emociona el concierto, me da mucho coraje que se olviden de colonias como las de Pueblo Nuevo por ejemplo, yo vivo ahí y falta mucho dignificar la zona, no llega el agua, hay baches, las alcantarillas están pésimas; si yo fuera Oaxaca, pediría de regalo una manita de gato”, comenta.

Abundó que la inseguridad que se presenta en zonas como el Mercado de Abasto, el desorden en esa área, la suciedad, además de la deficiencia en servicios, afean a la ciudad, que es mucho más que la zona centro.

De su lado, Roberto Ortiz reconoció que a pesar de la situación en que se encuentra Oaxaca de Juárez, la intención del gobierno por realizar actividades de festejo por la fundación, no es mala.

“Lo malo es que de nada sirve tener fiesta si no hay orden, si no se aplica la ley y si no se arreglan las cosas; el ánimo de la celebración durará un rato, la realidad la enfrentamos a diario, pero en fin, que sirvan las canciones del Cristian como consuelo”, puntualizó Roberto.