Piden ayuda para mujer con cáncer

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Belem Vite Osorio muestra una copia del diagnóstico de Gabriela López, una mujer de 40 años que requiere 23 mil pesos para poder adquirir un medicamento contra el cáncer.

Ser pobre, sin contar con seguridad social y recibir el diagnóstico de algún tipo de cáncer disminuye las posibilidades de acceder a un tratamiento que permita luchar por la vida de una manera digna.

Así lo constató Gabriela López López, una mujer de 40 años originaria de Tlaxiaco, a quien en Hospital Juárez de México le diagnosticaron leucemia linfoblástica en marzo pasado, mientras visitaba en la Ciudad de México a una de sus hermanas.

Las tres quimioterapias que le aplicaron y las transfusiones sanguíneas no le han servido de mucho. Recurrir a un medicamento más fuerte, el Imatinib de 40 miligramos, le daría una posibilidad en su lucha, pero su costo es inaccesible para ella: 38 mil pesos una caja que le alcanzaría para 30 días.

Los únicos ingresos que consigue Gabriela es vendiendo las tortas que prepara los días sábados en Tlaxiaco y entre semana jicaletas en las escuelas de ese municipio.

“El Seguro Popular al que está afiliada no cubre ese medicamento”, explicó la titular del Grupo Voluntario Juntos contra el cáncer, Belem Vite Osorio, quien encabeza una colecta para conseguir al menos 23 mil pesos, el costo más bajo en el que han conseguido ese medicamento.

La urgencia de reunir el dinero es por el tipo de cáncer que a Gabriela le diagnosticaron: Leucemia linfoblástica l2 pre B1 con expresion aberrante de CD13 riesgo positivo alto T.

“Necesita de por vida un medicamento muy costoso, estamos buscando que trasladen a Gabriela al Hospital Regional de Alta Especialidad para que esté menos lejos de su lugar de origen, pero todavía estamos en espera”, dijo en entrevista una mujer que es voluntaria porque sobrevivió al cáncer de mama.

En el grupo de voluntarios que se formó desde hace 14 años participan 27 personas y suman 14 pacientes con algún tipo de cáncer, incluyendo Gabriela, quien permanece en el servicio de Hematología del Hospital Juárez de México.

La mayoría de pacientes sólo tienen Seguro Popular y en algunos casos el tratamiento no tiene cobertura, lo que eleva el grado de dificultad para tratar de sortear este tipo de tumores.