Simulan reducir comercio informal en Centro Histórico de Oaxaca

El zócalo capitalino lució plagado de ambulantes, a pesar de la oferta de retirar algunos puestos

El anuncio causó gran expectativa, sin embargo, en los hechos, la reducción del 50 por ciento del comercio informal sobre el Zócalo, Alameda y Andador Turístico, no fue más que una simulación. Este martes, el primer cuadro de la ciudad lució igual de saturado de comerciantes informales que otros días.

Además de distribuirse sobre el Andador Turístico, los puestos se camuflajearon entre las jardineras para dejar libre el paso frente a los restaurantes ubicados en los portales del zócalo.

El acuerdo entre comerciantes ambulantes y el gobierno municipal fue retirar entre 100 y 150 puestos durante la presente semana como parte de los festejos del 487 aniversario de la elevación de Oaxaca de Juárez al rango de ciudad. La idea, indicaron, era dar un mejor rostro al turismo.

Sólo la calle de Valdivieso quedó completamente despejada de ambulantes. En la bocacalle se mantuvieron instalados elementos de la policía municipal con una cerca metálica.

Los comerciantes que no ingresaron al zócalo, se desplegaron sobre el Andador Turístico sobre la acera que cubre la sombra de los inmuebles sobre esta zona. El turismo y quienes diariamente transitan por este punto tuvieron que desplazarse en el área de sol.  A lo largo del andador se percibieron más comerciantes que lo habitual.

Una burla

La presidenta de la Alianza Empresarial y Comercial de Oaxaca (AECO), Esther Merino Badiola indicó que el presunto acuerdo entre el ayuntamiento capitalino y las lideresas del comercio en vía pública Camela Luján y Yolanda Martínez, fue una burla ya que no hubo tal disminución de ambulantes, por el contrario, consideró que, al concluir la presunta tregua de cinco días, el próximo sábado podrían ingresar más comerciantes de los que había originalmente.

“Hay acuerdos, pero lo que debe es la aplicación de la ley. A estas alturas el ayuntamiento debe tener una estrategia para solucionar el problema sin embargo cada día sigue habiendo más ambulantes”, señaló

De acuerdo con el estudio El fenómeno del comercio informal en el municipio de Oaxaca de Juárez y su impacto en las microempresas, elaborado por Genaro Daniel Pérez Ruiz en 2011, en ese año en esta área trabajan entre tolerados y no tolerados, alrededor de 1 mil 800 personas de las cuales 180 aproximadamente carecían de permiso y tolerancia. 

Actualmente, según cálculos hay más de 3 mil puestos a pesar de que las autoridades del municipio de Oaxaca de Juárez de distintas administraciones afirmaron no han otorgado más permisos ni tolerancia a vendedores ambulantes.

“El aumento del comercio ambulante ha generado fuertes problemas entre la autoridad, los mismos vendedores, los comerciantes establecidos y la ciudadanía. Tanto para los vendedores ambulantes como para los comerciantes establecidos, las autoridades no frenan esta situación porque en ella ven una jugosa ganancia, aunque para el sector del comercio formal, aparte de que causan una mala imagen a la ciudad, son una competencia desleal, pues no pagan impuestos como si lo realizan ellos”, señala el documento.