Pide PSF a Solalinde: "no difundir mentiras"

Caravana migrante, criminalizada

La organización Pueblo Sin Fronteras (PSF) demandó al sacerdote Alejandro Solalinde Guerra dejar de poner en riesgo la vida de sus integrantes al difundir mentiras sobre su labor de defensa de los derechos humanos en favor de los migrantes.

En un comunicado, expuso que las políticas anti-migrantes denunciadas constantemente por PSF, desde el 1 de diciembre del 2018, son responsabilidad de la actual administración mexicana.

Y al replicar ese discurso de criminalización de la sociedad civil, Solalinde Guerra “se ubica claramente como defensor de un gobierno que reprime a migrantes, no como defensor de derechos humanos”, asentó.

Expuso que el gobierno de México defendido por Solalinde Guerra, “está cerrando la frontera sur y está recurriendo a las detenciones, a los operativos, a la militarización y a la contención para complacer al vecino del norte”.

Mencionó que el gobierno defendido por Solalinde Guerra “se ha empeñado en exagerar y criminalizar a las caravanas migrantes para justificar estas políticas represivas”, coadyuvando a la campaña de reelección de Donald Trump, para infundir miedo y xenofobia en la población estadounidense.

Además, observó que el gobierno está rompiendo las mismas promesas de papeles y trabajo hechas al pueblo centroamericano en su huida del hambre y la muerte.

“¿Por qué Solalinde, en vez de cuestionar la incapacidad del nuevo gobierno de controlar el tráfico de personas y su falta de voluntad para brindar soluciones reales a nuestras hermanos centroamericanos, repite su narrativa de difamación y criminalización? ¿Por qué si Solalinde sigue siendo defensor de derechos humanos, sus ataques son contra la sociedad civil y no contra el gobierno que es quien tiene la responsabilidad de atender la situación migratoria? ¿Por qué busca excusas para López Obrador y cargos criminales para defensores? ¿Por qué Solalinde se enfoca en las caravanas y quienes las acompañan, en vez de la población migrante que sufre la extorsión del corrupto Instituto Nacional de Migración y el crimen organizado?”, cuestionó.

De esta manera, señaló que Solalinde Guerra alienta el discurso público sobre las caravanas enfocado en la criminalidad y diseñada para beneficiar a Trump y a las políticas de militarización fronteriza.

Encubrir incapacidad oficial

En vez de promover los derechos de los migrantes –asentó–, Solalinde Guerra ha decidido encubrir la incapacidad del nuevo gobierno de atender esta situación de forma humana e inteligente.

Por eso, dijo que las acusaciones falsas e irresponsables de Solalinde Guerra buscan criminalizar y deslegitimar a PSF.

“Estas han jugado un papel importante en el aumento de casos de difamación, amenazas y ataques en contra de quienes defendemos a los derechos de los migrantes y en contra de los mismos migrantes”, indicó.

La organización dijo que había evitado responder a la “campaña de desinformación” por respeto al papel de Solalinde Guerra, como defensor de derechos humanos, pero a estas alturas, se vio obligada a cuestionar si su actuación sigue siendo el de defensor de derechos humanos o si su objetivo ahora es defender la imagen del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.