Dan largas a exempleados de Prospera

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Los extrabajadores de Prospera descartan que vuelvan a instalar otra miniferia de la salud a manera de protesta

A pesar de la insistencia de un grupo de 80 de los 167 extrabajadores del componente Salud de Prospera que busca una recontratación del Gobierno del Estado, la única respuesta que reciben es esperar a la emisión de las reglas de operación del programa que sustituirá al que operó hasta el sexenio pasado.

“Lo único que suena alentador fue que gente que trabaja directo con el gobernador Alejandro Murat es quien se comprometió a darnos respuesta”, explicó Saúl Mecinas García, representante de ese grupo de trabajadores.

Instalaron por segunda ocasión una miniferia de la salud afuera del Palacio de Gobierno mientras esperaban la llegada del gobernador a su conferencia de prensa y solicitarle una audiencia.

Sólo lograron una reunión con un representante de la secretaría particular y del director del Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS), Juan Carlos Márquez Heine, a donde estaban adscritos los trabajadores.

“Sólo nos reiteraron de manera verbal su interés de analizar la viabilidad de que seamos recontratados por los Servicios de Salud de Oaxaca ante la desaparición del programa federal”, detalló Mecinas.

“No se llegó a nada, hay que esperar las reglas de operación del programa que sustituye a Prospera y saber si existe el componente de salud, no nos queda más que esperar porque todavía no hay nada claro”.

Descartó que vuelvan a instalar otra miniferia de la salud a manera de protesta, ya que hasta que les llamen a una nueva reunión con autoridades estatales acudirán por las mañana a las oficinas del REPSS a anotarse en una lista, “a manera de checar su asistencia”.

El director del REPSS reconoció que de parte del grupo de extrabajadores hay una insistencia de que sean recontratados por el Gobierno del Estado como si fuera su única fuente posible de empleo, pero también dijo entender que en algunos casos hay ex trabajadores que llevaban hasta once años prestando sus servicios.